Lo extraño de esta comedia es que al guión le cuesta demasiado llegar a la hora y veinte, y llega con un cansancio propio de no saber cómo redondear una historia sin continuar apelando a la batería de clichés que se hacen presentes.

★★☆☆☆ Mediocre

Mi ligue en apuros

¿A quien se le habrá ocurrido estrenar, con tres años de retraso, esta comedia completamente insignificante? La pobre Amanda Bynes parece a esta altura encerrada en este envase de comedia romántica para adolescentes que acumula a cada minuto infinidad de lugares comunes. El argumento de la fan obsesiva da pie a un concierto de sobreactuaciones por parte de la bella y simpática Bynes, quien solo en esos momentos no parece encarnar este personaje con piloto automático. La pintura del ídolo Jason Masters y su alocado séquito no sale (ni parece pretender salir) del estereotipo absoluto, como si se intentara conformar una parodia sobre ello, pero la “suavidad” y ligereza que abunda en la película no permite que ningún nivel de parodia pueda erigirse. Algo parecido sucedía con Gordo mentiroso, una de las películas más simpáticas de Amanda Bynes, con su pintura de la industria de Hollywood y sus malvados productores. La diferencia radicaba en que el productor era Paul Giamatti, y toda la maldad necesaria para construir una parodia, reposaba en su figura y su desquiciada actuación. Ni que hablar de la línea romántica con el amigo que se siente invisible frente a ella, con un disparador y un desarrollo tan previsibles, que da para preguntarnos dónde quedó el esfuerzo del guionista para contarnos lo mismo de siempre con otras palabras. Lo extraño de esta comedia (no tan extraño si se lo asocia con esto último), es que al guión le cuesta demasiado llegar a la hora y veinte, y llega con un cansancio propio de no saber cómo redondear una historia sin continuar apelando a la batería de clichés que se hacen presentes durante toda la película. Como es de esperarse, el final no logra salir de la obviedad, y termina resultando otra comedia romántica perezosa y boba, cuya simpatía se reduce por completo al carisma de la protagonista.
publicado por Leo A.Senderovsky el 20 septiembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.