Estamos ante un excelente thriller policial, muy entretenido de principio a fin, con una dirección impecable de Joel Schumacher y una actuación soberbia de Colin Farrell.

★★★★★ Excelente

phone booth

La película comienza mostrándonos un día normal en la vida de Stu Shepard (Colin Farrell) y su trabajo de publicista junto con su joven asistente. Stu es un ser humano al que aparentemente la vida le sonríe y tanto su vida personal como laboral parecen estar perfectamente equilibradas. Pero todo cambiará cuando Stu reciba una inquietante llamada telefónica en una cabina ubicada en una calle de la ciudad de Nueva York. En ésta llamada un hombre amenazará su vida diciéndole literalmente que lo matará con un rifle de alta precisión si simplemente cuelga la comunicación. Al principio Stu tomará muy a la ligera la amenaza que se le realiza desde el otro lado de la línea, pero con el correr de los minutos y al entender de que la persona que lo llama sabe demasiadas cosas de su vida, Stu comprenderá que su vida está amenazada y que sencilla y literalmente, si cuelga la comunicación, morirá.

Impecable thriller policial que Joel Schumacher supo manejar a la perfección por varias razones, pero las más importantes fueron por su corta duración (81 minutos), por su excelente guión, y por una dirección de actores ejemplar, con un Colin Farrell notable.

El guión de la cinta estuvo a cargo de Larry Cohen (“Cellular”), quien ha brindado un guión en lineas generales simple, pero impecablemente estructurado, sin que le falte ni le sobre absolutamente nada. Con un ritmo narrativo interesantísimo la cinta toma una velocidad vertiginosa desde que el personaje de Colin Farrell queda literalmente atrapado en la cabina telefónica tras la amenaza de muerte que recibe. A partir de éste punto, varios problemas se sucitaban en la cinta, pero a decir verdad, han sido solucionados de manera perfecta. El primero era el hecho de tener un actor en pantalla durante el 95% del filme y el otro era sustentar los diálogos de manera de que fueran interesantes y que no cansaran al espectador. Pues bien, la actuación de Colin Farrell es perfecta y aguanta en sus hombros de manera ejemplar el peso de la cinta y los diálogos que mantiene durante casi la cinta entera con el asesino que lo amenaza, realmente son impecables y perfectamente armados, por lo que se puede decir que es lo mejor de la cinta por lejos. Díalogos, discusiones y entredichos más que interesantes, que hacen que el espectador se mantenga totalmente atento a lo que sucede de principio a fin.

Metiéndonos directamente en las actuaciones del filme, hay que destacar sobre todo a un Colin Farrell magnífico, ya que su personaje arranca siendo un muchacho soberbio, despreocupado de todo lo que pasa a su alrededor, para pasar a ser un ser humano completamente diferente una vez que su vida es amenazada, y por la cual (por decirlo de alguna manera) entenderá ciertas cosas de su vida que no vale la pena adelantar en éstas lineas, pero que Farrell manejó a la perfección en su actuación.
Por otra parte tenemos a Forest Withaker en el papel del policía asignado al caso y que brinda una actuación sumamente convincente, como nos tiene acostumbrados este tremendo actor.
Finalmente me queda hablar del actor que amenaza la vida de Stu por teléfono, de quién no diremos el nombre, pero que con su voz le da un toque genial a su personaje. Sus díalogos con Colin Farrell son tremendos y constituyen lo mejor de la cinta.

Joel Schumacher brinda una dirección eficaz, dotando a la cinta de un ritmo excelente debido a que supo principalmente no estirar una trama difícil de llevar a un metraje alargado. Creo que los 81 minutos del filme están perfectamente utilizados y no tienen desperdicio. Con respecto a rubros técnicos Schumacher ha estado más que correcto, brindando suspenso, tensión y drama en las dosis justas y cuando la cinta lo necesitaba.

En definitiva, estamos ante un excelente thriller policial, muy entretenido de principio a fin, con una dirección impecable de Joel Schumacher y una actuación soberbia de Colin Farrell. Altamente recomendable.

Lo mejor: El ritmo narrativo que Schumacher supo imprimirle a la cinta y la actuación soberbia de Colin Farrell.
Lo peor: Absolutamente nada.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 18 septiembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.