Algunos dirán que esto no es cine, pero servidor se lo ha pasado teta con una cool-movie que es plenamente consciente de su tono sarcástico, verbenero y pastillero. Desquicia al más paciente y engancha con enorme facilidad.

★★★★☆ Muy Buena

Crank 2

Descerebrada, histérica y perversa continuación en toda regla de esa gran película de acción de 2006, Crank: Veneno en la sangre. Si aquella ya era un delirio, esta segunda parte es más de lo mismo elevado al cubo, a la par que mucho más surrealista e inverosímil. Jason Statham, impresionante actor de acción, vuelve a la carga interpretando nuevamente a Chev Chelios.

Ahora, la película cuenta como un mafioso chino se hace con el indestructible corazón de Chev Chelios, y lo sustituye por una batería, la cual requiere de descargas de electricidad para seguir funcionando. Una premisa tan psicotrónica ha dado pie a una sucesión de situaciones tronchantes y rocambolescas, sazonadas con violencia a raudales, sexo y depravación. Y es que Crank: Alto Voltaje es un film enfermo, con un guión enfermo, fabricado por los dos mismos dementes de la original, Mark Neveldine, Brian Taylory destinado a convertirse, como la primera parte, en obra de culto.

El film es, básicamente, una parodia de la primera parte, en la que todo funciona por mera repetición y exageración, a pesar de que acaba siendo algo ligeramente distinto a lo ya conocido. No es, desde luego, un film recomendable para todos los paladares, sino para espectadores perversos desprovistos de prejuicios. Un videoclip ultrasalvaje de 90 minutos altamente recomedable, en el que podemos volver a disfrutar con una escena de sexo en público entre Statham y Amy Smart, mucho más diabólica y pornográfica que la de la primera entrega.

Algunos dirán que esto no es cine, pero servidor se lo ha pasado teta con una cool-movie que es plenamente consciente de su tono sarcástico, verbenero y pastillero. Desquicia al más paciente y engancha con enorme facilidad.
Un 8.
publicado por Pablo Rodríguez el 3 julio, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.