Un verdadero ejercicio de humanismo hecho película.

★★★☆☆ Buena

La familia Savages

El cine indie norteamericano supone una buena inyección de calidad al grueso de productos americanos que consumimos. Este año ya tuvimos a Juno que pese a no ser tan maravillosa como nos vendían, no quita que sea una muy buena película. Ahora, de la mano de los mimos estudios Fox Searchlight, nos llega La Familia Savages, una suerte de tragicomedia generacional.

Dos hermanos, Wendy y Jon, tras vivir años separados, se ven obligados a convivir juntos para cuidar de su padre enfermo, Lenny Savage, con el que no se hablaban en los últimos veinte años. Con dos pesos pesados de la interpretación como son Philip Seymour Hoffman y Laura Linney, la directora Tamara Jenkins forma este puzzle de encuentros y desencuentros lleno de sentimientos contenidos.

El sueño americano que el Hollywood clásico pusiera como meta ha desaparecido como referente, y ésta película es uno de los miles de ejemplos que existen hoy día. Estética feísta, repleta de personajes que encarnan antihéroes urbanos que se acercan más a lo que cada día nos pasa por delante de las narices. Historias más reales y menos artificiales de lo que estamos acostumbrados y por extensión mayor cercanía y por lo tanto unamayor identificación con los personajes y la historia.

Todo esto hace que La Familia Savages pueda, perfectamente, ser nuestra familia, pues el mensaje final de esta película es que la vida nos depara a cada uno caminos que quizá nunca habíamos pensado. Lástima que el final sea más esperanzador de lo que cabría esperar en una película que lo que verdaderamente pretende expresar es la desesperanza e inseguridad de la propia vida en sí misma.

La batalla por los finales felices (que en Hollywood mueve millones de dólares) probablemente afectó a la producción de esta película que posee un acto final desmembrado del resto de la película. Realmente concluye de manera coherente la película… pero no de una manera lógica.

En definitva, un muy buen entretenimiento alternativo al circuito puramente comercial de las productoras, con una emotiva y real historia de dos hermanos muy distintos que se reencuentran tras 20 años por causas mayores. Un verdadero ejercicio de humanismo hecho película.

Lo mejor: Las interpretaciones
Lo peor: Ese final tan forzado
publicado por Pablo López el 29 agosto, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.