Y en este caso Superagente 86 no es una recreación totalmente chapucera o sacrílega.

★★☆☆☆ Mediocre

Superagente 86

Una de las preguntas que les haría a ambos protagonistas (mi admirado Carell y Hathaway) si tuviera la oportunidad de entrevistarles es: ¿No creéis que el éxito actual de las series, igual o mayor que las de los 70, es el motivo por el que Hollywood se ha acordado de míticos shows de televisión para convertirlos en películas?

Carell ya sale en la extraordinaria The Office, y Hathaway no debería tardar en caer. La televisión es la que, hoy por hoy, está proporcionando los mejores y más arriesgados guiones, además de los más variopintos y extravagantes personajes. El mayor esfuerzo por pensar algo bien, por crear una edad de oro está en la tele, no en el cine. Lo único que le puede quedar a una industria desfasada es copiar lo que funciona.

Y en este caso Superagente 86 no es una recreación totalmente chapucera o sacrílega. Los encargados de la versión cinematográfica han conseguido mantener el espíritu de la serie con una sabia decisión de casting: Steve como agente 86.

A pesar de las muchas innovaciones propias de la industria hollywoodiense como son los efectos especiales, le quita nostalgia algunas innecesarias actualizaciones. Por ejemplo, las famosas puertas de seguridad del inicio. ¿Hacía falta que las inventaran en un 3D tan brillante y no haber respetado la cabecera inicial?

En cualquier caso, el hecho de haber escogido a este actor como protagonista es lo que hace ganar a esta película muchísimos enteros como adaptación de un serial y como potenciador de una comedia que por guión era de lo más insulsa.

Lo mejor: Steve Carell y la encantadora Hathaway.
Lo peor: Verla doblada.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 2 agosto, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.