Yo Serví al Rey de Inglaterra es un film vulgar que se oculta bajo la apariencia de una comedia europea sofisticada, que muy bien podría formar parte del selecto grupo de títulos que forman el cine del destape.

★☆☆☆☆ Pésima

Yo serví al rey de Inglaterra

Por su título y por su cartel, cualquier espectador poco informado podría pensar que Yo Serví al Rey de Inglaterra es una de aquellas típicas comedias españolas del cine de la Transición, también conocidas como la época del destape, o vulgarmente como españolada. Cuan sorprendido quedaría ese espectador al enterarse que estamos ante un film checo, reciente, y hasta premiado en algún que otro festival a nivel internacional, como el de Peñíscola.

Y no es para menos, porque todos los malos augurios que despiertan tanto el cartel como el título se ven completamente refrendados una vez visionada la cinta. De entrada, el film adopta la estructura clásica del personaje principal que recuerda su vida a base de flash-backs, con lo engañosa y manipuladora que puede ser dicha técnica. Y aquí me gustaría añadir una nota de sentido agradecimiento a Wanda Visión, distribuidora de tan notable obra cinematográfica, por haber ofrecido una sinopsis oficial en la que se narra hasta el más ínfimo detalle de la trama. Una vez puntualizado este asunto, hay que señalar que el guión es un conjunto de despropósitos a cual mayor (como la costumbre de tirar las dichosas monedas, en un afán de realizar una gran metáfora acerca de la naturaleza vil y egoísta del ser humano), todos ellos incluidos sin duda para darle a la cinta un aire de fábula que no corresponde en absoluto con la historia que se pretende contar. Por supuesto, el humor de la película es de una finura inusitada, tanto que deja a Mr. Bean en todo un maestro del humor inteligente. Menzel pasa de puntillas sobre los únicos puntos interesantes de la historia, los correspondientes a la Segunda Guerra de Mundial y su desenlace. Si el cineasta checo pretendía ofrecer una cinta veraz y que se ajustara medianamente a la realidad de la época y los acontecimientos históricos que narra, falla estrepitosamente -sólo el mero hecho de que a un colaboracionista tan evidente como el protagonista no le ocurra nada al finalizar la guerra es de risa-. Pero aún hay más, porque si aún esos despropósitos se hubieran sabido reflejar de una forma apropiada en la pantalla habrían tenido un pase, pero Jirí Menzel no acierta con su dirección, y el resultado son algunos momentos -las secuencias de trenes, los encuentros sexuales del protagonista, o las escenas en el hotel y posterior balneario- bochornosos tanto en la forma como en el contenido. Especialmente sangrante es la continua utilización de jóvenes desnudas como reclamo, algo propio del cine español del destape.

Yo Serví al Rey de Inglaterra es un film vulgar que se oculta bajo la apariencia de una comedia europea sofisticada, que muy bien podría formar parte del selecto grupo de títulos que forman el cine del destape.

Lo mejor: Las breves secuencias relacionadas con la anexión alemana de Checoslovaquia .
Lo peor: Presentarse bajo la máscara de una elegante, sutil y sofisticada comedia europea.
publicado por Francisco Bellón el 20 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.