Una buena comedia que hace un gran homenaje sin ridiculizar al protagonista principal, interpretado magistralmente por Steve Carell, con una trama llena de acción, gags para todos los gustos y una aparición memorable del siempre grande Bill Murray.

★★★★☆ Muy Buena

Superagente 86

Se apagan las luces de la sala, el murmullo de la gente (demasiada para lo que suele ser un pase) va descendiendo y cae en un rotundo silencio. La pantalla se ilumina y comienza la sintonía, por casi todos ya conocida, mientras el protagonista, nuestro querido Superagente 86, recorre un largo pasillo mientras las puertas se abren a su paso, para acabar en una cabina de teléfono. ¿Les suena? Si es que no, hágaselo mirar porque la conozco hasta yo y eso que soy un joven barbilampiño. El caso es que el homenaje a la serie de los 60 se hace notar desde el primer minuto, en una comedia que recupera el humor clásico, realizada con respeto, saber hacer y con un protagonista a la altura de las circunstancias, un inmenso (como siempre) Steve Carell.

No me voy a tirar el moco (no tenía otra expresión) diciendo que veía la serie de 1965, porque, de echo, no es así. Escasamente habré visto algún fragmento de un episodio suelto en alguna tele local justo antes del porno de las 12. El caso es que había que tener una base, y como buen crítico que soy (risas) comencé el visionado de alguno de los capítulos de la serie de los 60, protagonizada por Don Adams. Por lo poco que vi me pareció una serie con un humor entre lo inteligente y lo bobalicón, se nota la mano de Mel Brooks y, en resumidas cuentas, una serie bastante más entretenida de lo que esperaba, teniendo en cuenta que tiene más de 40 años.

Ahora se pretende hacer una adaptación de lo que fue un icono en su época, vuelve el superagente 86, su zapatófono y la tía buenorra o agente 99, como prefieran. No es imprescindible haber visto la serie para ver esta adaptación al cine, fíjense en mí. El caso es que es una época difícil para el espectador ya que ahora hay mucho en lo que elegir y poco dinero que gastar: Kung Fu Panda, Hancock… o las próximas La Momia 3 y Wall-E. Cada uno sabrá sus gustos, todas las películas mencionadas tienen algo en común con Superagente 86, son películas de verano, hechas para hacernos pasar un buen rato frente a la pantalla. La película que nos ocupa es una buena opción, quizás no la mejor, pero si una para salir feliz de la sala y no sentirte estafado, cosa que ocurre muy a menudo con el cine actual (¿alguien recuerda 10.000?).

Para los que tengan pensado ir a verla y quizás por eso estén leyendo esto, el argumento de la película es bastante simple, tal y como lo era en la serie, se dan a conocer los personajes y hay unos buenos y unos malos. El agente Smart (Steve Carell) junto con el agente 99 (Anne Hathaway) tendrán que evitar el maléfico plan de K.A.O.S, la agencia rival de C.O.N.T.R.O.L, para la que trabaja nuestro agente protagonista. La película comienza bastante fuerte, unos golpes muy buenos y luego quizás se centre demasiado en la acción aunque nunca llegan a dejar de lado al humor. Se mantiene en una linea en la que mezclan los gags con los efectos especiales, y en ningún momento llega a aburrir aunque sea una comedia familiar, sin sangre ni tetas. Era de esperar también. Debo dejar de ver Planet Terror, de Robert Rodriguez, o se apoderará de mi para siempre.

El actor protagonista seguro que os suena. Steve Carell comenzó como secundario en películas como Embrujada o Como Dios, de la que sería protagonista, años más tarde, de su segunda parte. La primera oportunidad como protagonista se lo dieron en la serie The Office, la versión americana de una serie británica del mísmo título. Actualmente la emiten en La Sexta, muy recomendable ver el papel que hace este hombre en la serie porque se me saltan las lágrimas de la risa en muchas ocasiones. A raíz de la serie comenzó a tomar protagonismo en grandes comedias como Virgen a los 40 o Pequeña Miss Sunshine. Y en éste momento álgido de su carrera llega el papel de Superagente 86, un papel que en manos de cualquier otro hubiera sido un fracaso. Carell interpreta al agente Smart desde el respeto, la admiración y el buen humor que transmite desde los primeros segundos del filme.

Acompañan al protagonista la actriz Anne Hathaway, la joven de Princesa por sorpresa, que parece que ya ha desarrollado y nos ofrece algún que otro momento bastante interesante, y luciendo palmito la mar de bien. Cumple su papel de mujer florero en la película y lo hace lo mejor que se puede hacer en esas circunstancias. Como secundarios tenemos a Dwayne Johnson "The Rock", en un papel adaptado a sus aptitudes interpretativas, pero que tampoco hace nada mal, se nota una evolución en su carrera, sobretodo al ver sus incios en películas como El rey escorpión (que mala era, por dios). Completando los papeles secundarios tenemos a Alan Arkin y al gordo de Borat, una persona que no me agrada, pero que, por lo visto, hace gracia y esas cosas. De todas formas todos correctos y no desentonan en el filme.

Resumiendo (como se nota que hacía tiempo que no escribía criticas, lo que me he explayado con ésta, oiga), una buena comedia que hace un gran homenaje sin ridiculizar al protagonista principal, interpretado magistralmente por Steve Carell, con una trama llena de acción, gags para todos los gustos y una aparición memorable del siempre grande Bill Murray.
Lo mejor: Steve Carell y, en cierta medida, la protagonista femenina.
Lo peor: Como suele pasar con las buenas películas, se hace corta.
publicado por Jesús Malpartida el 18 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.