Antes que el diablo sepa que has muerto” es un thriller policial de enorme calidad argumental y técnica, dueña de una narración impecable y poseedora de muy buenas actuaciones. Sin duda estamos ante una joyita del gran Sidney Lumet.

★★★★★ Excelente

Antes que el diablo sepa que has muerto

Excelente regreso a la pantalla grande de un tremendo realizador como Sydney Lumet (“12 Angry men” “Serpico”) con este drama policial de impecable factura, tanto por su calidad técnica y narrativa como por sus impecables actuaciones.

La cinta comienza mostrándonos la historia de dos hermanos bien diferentes entre sí, por un lado Andy (Philip Seymour Hoffman), un hombre de negocios que desea por todos los medios cambiar su estilo de vida y por el otro lado Hank (Ethan Hawke), a quien prácticamente le cuesta horrores pagar la manutención de su hija y quien literalmente no sabe que hacer de su vida. Ambos hermanos llevarán a cabo un plan que en un principio parece perfecto y que les devolverá la solvencia económica a Hank y le servirá a Andy para cambiar sus planes de vida futuros junto con Gina (Marisa Tomei). Dicho plan consiste en el robo de la joyería de sus padres (la cual está asegurada) de una forma pacífica y tranquila. Pero el robo traerá consigo terribles consecuencias para los dos hermanos, cambiando el curso de sus vidas para siempre.

Realmente estamos frente a un excelente thriller que ha sido narrado de una forma magnífica por Sidney Lumet y que ha contado con soberbias actuaciones de todo su elenco protagónico.

Varias han sido las razones por la cual esta cinta posee una fuerza mayor a otras del mismo estilo cinematográfico, entre las que se encuentran un impecable guión, un narración muy pero muy interesante por parte de su director y unas actuaciones total y absolutamente creíbles, destacándose por sobre el resto el impecable dúo protagónico de Ethan Hawke y Phillip Seymour Hoffman.

El libreto de la cinta estuvo a cargo de la debutante (hay que apuntar el nombre de esta chica ya!) Kelly Masterson, quien armó una historia impecable de principio a fin. Si bien el guión pareciera simple en estructura general, el mismo está tan bien armado que una vez que el robo a la joyería no sale como debería, dificultades de todo tipo saldrán a la luz, desde problemas criminales, así como viejas rencillas familiares y hasta profundos problemas psicológicos de los protagonistas, quienes deberán improvisar la manera de solucionar enormes dificultades para lo que a priori iba a ser un nuevo comienzo a sus vidas.

Otro punto fuerte del guión es el hecho de narrar la historia partiendo desde el día del robo a la joyería pero retrocediendo la narración algunas veces para mostrar lo sucedido en los días previos desde el punto de vista de varios de los protagonistas del film (al estilo “Amores Perros” de Alejandro Gonzalez Iñárritu) lo que irá armando de a poco un interesantísimo rompecabezas durante la primera hora del film y dará paso a una segunda hora en la cual la película definitivamente se irá convirtiendo más y más en un fantástico thriller policial.

Metiéndonos en las actuaciones hay que destacar realmente la calidad de las interpretaciones que hay en éste film, desde un Ethan Hawke que interpreta de manera soberbia a Hank, un hombre con profundos problemas económicos y que debido a ellos acepta participar del robo a la joyería (pero sin estar nunca convencido en un 100%) y que cuando las cosas no salen como espera, literalmente se verá desesperado por la situación, mostrando nerviosismo extremo y también evidenciando ser el único que no estaba muy convencido del peligro al cual se exponía. Hawke interpreta este papel a la perfección y el espectador se creerá su actuación desde el primer minuto de metraje.

Hoffman interpreta a Andy (hermano de Hank), como un hombre de negocios que a priori parece tener la mente más fresca que Hank, pero que cuando los problemas den comienzo, pasará a un estado de nerviosismo y desorientación igual o peor que el de su propio hermano, al sentirse total y absolutamente superado por los acontecimientos. Hoffman brinda una personificación soberbia y ciertas escenas en conjunto con Hawke son realmente para el aplauso.

Sidney Lumet ha brindado una cinta muy correcta en rubros técnicos, con movimientos de cámara eficaces y una fotografía muy cuidada. Pero al fin y al cabo lo que mejor ha hecho Lumet es narrar un film de casi dos horas de manera tan correcta que realmente la película se nos pasa realmente volando.

En definitiva “Antes que el diablo sepa que estás muerto” es un thriller policial de enorme calidad argumental y técnica, dueña de una narración impecable y poseedora de muy buenas actuaciones. Sin duda estamos ante una joyita de Sidney Lumet y porque no, frente a una de las mejores cintas del año 2007. Muy recomendable.

Lo mejor: La calidad narrativa del film, las actuaciones soberbias de Hawke y Hoffman y su impecable guión.
Lo peor: Que sea una película que prácticamente haya sido ignorada en la taquilla.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 11 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.