Sobrevalorada, absurda, uno de los mayores ejemplos de film mandado al desguace por su absurdo final.

★★☆☆☆ Mediocre

Dotado de un salvajismo sanguinario extremo, este slasher de Alexandre Aja produce tensión de manera inequívoca pero irregular. La película tiene un arranque prometedor, un desarrollo bastante correcto, con escenas malsanas, crueles, desagradables, propias de una mente desquiciada y enferma. Básicamente, es toda una desesperada lucha por la supervivencia.

Lamentablemente, los deseos de entregar una obra diferente acaban convirtiéndose en el peor lastre del film y, gracias (es un decir), a su sorprendente final, todo lo que habíamos visto hasta el momento se va al garete. Y gracias a esa maldita sorpresa, la película se convierte en uno de los títulos más estúpidos e incongruentes de los últimos años.

Y es que, si vas a elaborar un film tan complejo, asegúrate de que todo cuadre y procura justificar la mayoría de secuencias de la mejor manera posible, no soltando cabos, como hace este pretencioso producto.

 

Lo mejor: Su desarrollo.
Lo peor: Gracias a su final, prácticamente todo.
publicado por Pablo Rodríguez el 10 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.