Las pobres explicaciones de esta trama están metidas con calzador para contentar a aquellos espectadores coñazo -como yo mismo- que se hacen precisamente éstas preguntas, y no terminan funcionando.

★★☆☆☆ Mediocre

Hancock

Parece que a Peter Berg, que antaño nos sorprendiera con la provocadora "Very Bad Things", le ha sucedido lo mismo que a su superhéroe "Hancock": ha tenido una enorme resaca a la hora de hacer esta película. Con la Marvel instalada definitivamente en Hollywood y trasladando todos sus superhéroes a manta a la gran pantalla (desde "Spiderman" a "Los Cuatro fantásticos" pasando por "Iron Man" o "El increíble Hulk", más los "Xmen" y las próximas franquicias de "Thor" y "Namor"…), por no hablar de la DC, que tiene pendiente de estrenar la siguiente versión de Christopher Nolan sobre Batman con su "The Dark Knight", parece lógico que todos intenten llevarse su tarta del pastel en el tema superheroico. Pero como ya están cogidas todas las franquicias, no queda otra que inventarse un nuevo superhéroe y para esto, nada mejor que humanizarlo, cuanto más mejor.

Tanto lo han humanizado, que lo han convertido directamente en un "sin techo", en un borracho y en el mayor perdedor de la ciudad de Los Angeles; pero la vida de "Hancock" va a cambiar rápidamente cuando un publicista decide ayudarle a mejorar su imagen y el patoso superhéroe se fija en el pedazo de mujer que tiene el ejecutivo (Charlize Theron, nada más y nada menos). Dirigida al uso como un gran taquillazo -que actualmente está siendo en los USA, y que probablemente lo será en todo el mundo, combinando el carisma de Will Smith con la moda de superhéroes y la guapísima Charlize…- y con secuencias muy divertidas (sobre todo cuando Hancock ingresa en prisión…) el punto flaco de la historia es el guión: de acuerdo que casi todas estas peliculas dedican más de la mitad de su guión a presentar al personaje, sus poderes y su personalidad, pero aqui es que sencillamente no sabemos nada de él, ni quién es, ni por donde vienen sus capacidades sobrehumanas ni nada de nada. Solo que es un desastre, maleducado, borracho y que no sabe utilizar sus superpoderes. Si eso no interfiriera en el desarrollo de la historia, estaría bien, pero se exigen demasiados "pactos" con el espectador para que se trague alegremente al personaje y todas sus características (¿es que nadie se ha preguntado de dónde viene, por qué es así Hancock y no otro, y cuáles son sus motivos?)
Las pobres explicaciones de esta trama están metidas con calzador para contentar a aquellos espectadores coñazo -como yo mismo- que se hacen precisamente éstas preguntas, y no terminan funcionando. Abstrayéndonos de este gran punto negativo, la película satiriza con una ironía quizás demasiado gruesa la arquitectura de esta clase de películas -incluso con una banda sonora que homenajea a la clásica partitura de Williams en "Supermán"-. No obstante, el film tiene algunos momentos muy acertados, buenos efectos especiales y una Charlize Theron (ya llevo tres veces nombrándola, pero es que no me resisto a sus encantos) que sale más guapa que nunca en el film. Como episodio y gracia no está mal, pero si quieren hacer una franquicia con este film… mal vamos. Y peor lo tiene Peter Berg, que de ser el "enfant térrible" de Hollywood, uno de los mejores ejemplos de actor reciclado en combativo cineasta "indie", se ha vendido directamente creando el clásico y vulgar producto palomitero made in Hollywood.
Lo mejor: Charlize Theron, por supuesto. Los efectos especiales. Un Will Smith bastante bien encajado en el personaje.
Lo peor: El guión, un auténtico timo. La poca entidad de un personaje al que se le podía haber sacado muchísimo partido. Que hagan una franquicia con Hancock.
publicado por Federico Casado Reina el 9 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.