La mediocre puesta en escena nos impide hablar de una obra maestra, pero no deja de ser una singular revisión del subgénero que tiene el potencial de dejar un poso lúdico pero amargo en los espectadores sensibles, probablemente la mejor película de

★★★☆☆ Buena

Hancock

Habrá que prestar mucha atención a la película de Peter Berg y a la punzante interpretación de Will Smith, agradable sorpresa que nos devuelve la relación entre la gran pantalla y el acto social que es el cine en su naturaleza espectacular, desarrollando una descripción del superhéroe casi elegíaca a la vez que apuesta por un refrescante humor bizarro, siendo una de esas parodias que esconden el dolor más allá del jolgorio, el esperpento y la fisicidad de sus imágenes.


Cierto es también que la realización no tiene la sobriedad necesaria en una representación que apuesta por un discurso sencillo que tiende hacia la épica interior del héroe solitario, y que no engaña a nadie desde sus primeros compases en los que sitúa al protagonista en el perfil del inadaptado que en el último segmento del film alcanza la redención. La mediocre puesta en escena nos impide hablar de una obra maestra, pero no deja de ser una singular revisión del subgénero que tiene el potencial de dejar un poso lúdico pero amargo en los espectadores sensibles, probablemente la mejor película de superhéroes en los últimos años.
publicado por José A. Peig el 9 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.