Lo que básicamente me mosquea de esta fallida película es la gran excusa de anunciarse como una pretensión de serie B, mientras que no se cuida en absoluto la historia en sí, ni mucho menos los personajes.

★★☆☆☆ Mediocre

El incidente

Decepcionante y sumamente confusa. Con estos dos adjetivos describiría el último trabajo de mi admiradísimo M. Night Shyamalan, maestro donde los haya que aportó magia al cine con tres obras maestras como El Sexto Sentido, El Protegido y El Bosque. Con la estupenda Señales resultó triunfar en taquilla. Con la magnífica La Joven del Agua dividió al público en dos de manera radical. Con El Incidente ha caído en picado, tanto para la mayoría del público como, desgraciadamente, para mi entender. Si en todas sus anteriores películas destacaba una gran personalidad y muchísimos matices a tener en cuenta llenos de originalidad, en su póstumo film parece haber realizado una historia que sobrepasa los límites de la simpleza, que llega a aburrir como nunca el cineasta lo ha hecho y que llega a resultar estúpida. No cabe duda que, además de que se trata de su clarísima peor película, el hasta ahora misterioso y atractivo M. Night Shyamalan ha frenado en seco, dejando a un servidor con esperanzas de que este incidente llegue a olvidarse.

Para no estar radicalmente opuesto a dicho film, cabría mencionar algunos aspectos que quizás sí la distinguen de otros filmes apocalípticos. El primero de todos es el detalle de que no aparezca ningun bicho ni ninguna catástrofe común. Aquí las plantas dominan la sociedad, y eso es un punto a favor. Otra buena señal es su aterrador comienzo, excelentemente dirigido y muy bien planteado, el cual acaba siendo lo más interesante de todo el film (mejor no hablemos de las dos últimas escenas…). Subrayar también el hecho de que su desarrollo no es del todo usual, pues hay algunos momentos que sí valen la pena recordar. La puesta en escena, como era de esperar, es buena, aunque no supera en absoluto las de sus anteriores filmes, ya que resulta en numerosas ocasiones demasiado confusa y algo rara (eso sí, genial la escena rodada desde el suelo donde el espectador presencia un suicidio colectivo en medio de la carretera). Por último, y para darle el aprobado justito, destacar su campaña publicitaria, donde resaltan un póster original soberbio y unos trailers muy apetitosos. Esto es todo lo bueno que puedo decir sobre El Incidente de M. Night Shyamalan.

Lo que básicamente me mosquea de esta fallida película es la gran excusa de anunciarse como una pretensión de serie B, mientras que no se cuida en absoluto la historia en sí, ni mucho menos los personajes. ¿Alguien se ha dado cuenta de que estos tienen menos personalidad que las plantas que aparecen durante el metraje? Sin duda alguna, si hay alguien que acaba de fastidiar el asunto no son nadie más que Mark Wahlberg y Zooey Deschanel, dos intérpretes que últimamente parecían ir mejorando y que aquí demuestran su faceta más inexpresiva, robótica y patética. No deja de ser extraño el hecho de que además estén fatalmente dirigidos, cosa que en ninguna de las anteriores películas del director ocurría. Es más, en todas ellas destacaba la soberbia dirección de actores. A pesar de algunos momentos verdaderamente acertados, El Incidente carece en todo rato de profundidad, está llena de diálogos que mejor hemos de olvidar (hay algunos que merecen ser olvidados en cuanto antes). De verdad que no entiendo qué ha hecho Shyamalan. Probablemente no haya demasiado que cuestionarse en relación a su argumento, pues pese a pretender ser una crítica social y una historia tensa e intrigante, únicamente consigue resultar de lo más simple y rara.

Después de años disfrutando de gran cine gracias al realizador, y pese a su póstuma y gran fallida película, no pienso perder ni una pizca de esperanza. Intentaré olvidar este pequeño incidente en cuanto antes.

Lo mejor: algunos momentos concretos realmente impactantes.
Lo peor: la simpleza del conjunto y, por supuesto, los dos protagonistas.
publicado por Ramón Balcells el 8 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.