Comedia simple, sin sorpresas y de trámite llevadero, pero que no consigue hacer justicia a este clásico de la televisión.

★★☆☆☆ Mediocre

Superagente 86

El Superagente 86, fue una fantástica serie creada por Mel Brooks y Buck Henry en la década del 60, y representaba en tono de comedia, apelando a un humor simple y directo, los años de la Guerra Fría y la interminable lucha estratégica entre las principales agencias de inteligencia de las, entonces, dos grandes superpotencias mundiales.
Tras cinco años de "misiones" con evidentes referencias satíricas al mundo del espionaje y de los agentes secretos del estilo de James Bond, la serie protagonizada por el genial Don Adams, en el papel del agente 86, Maxwell Smart, secundado por Bárbara Feldon como la agente "99" y Edward Platt como "El Jefe", dejó de emitirse en septiembre de 1970 y se constituyó como uno de los clásicos mas queridos en la historia de la televisión.
En 1980, tuvo un fallido intento de trasladar aquella mística a la pantalla grande con la película "La bomba que desnuda" que, a pesar de contar con el elenco original y figuras invitadas, resultó un fracaso rotundo.
Luego, en 1989, se intentó una vez mas con una película (esta vez con formato para televisión) que se llamó "Get Smart Again!" y que, al igual que la anterior, no consiguió captar la atención ni el acompañamiento del público.
Hoy, casi diez años después, el Superagente 86 llega nuevamente a los cines intentando resucitar aquel éxito perdido, de la mano, esta vez, de un elenco totalmente renovado.
Lamentablemente, una vez mas, falla por un poquito así.
Con un humor casi infantil que pretende mucho mas de lo que logra, muchos guiños a la versión original, y actuaciones que, si bien resultan convincentes, no consiguen empatar aquella química lograda por los protagonistas originales, esta película se queda a medio camino entre algo que puede interpretarse como un nuevo inicio, y algo que termina pareciendo una pálida imitación de lo que fue la serie.
La historia, en si, no tiene nada de novedoso, ya que se apega al viejo y conocido argumento clásico referido a la lucha de la agencia gubernamental ultrasecreta CONTROL para evitar que la organización criminal conocida como KAOS cumpla con su objetivo de dominar al mundo, y no aporta nada mas que la excusa necesaria para el desenvolvimiento de los personajes.
En este contexto, se presenta a Maxwell Smart como un destacado analista de CONTROL, que sueña con dejar atrás su trabajo de escritorio para convertirse en un agente de campo, y así poder estar donde está la acción, como su admirado colega y estrella de la agencia, el Agente 23.
Sin embargo, a pesar de haber realizado exitosamente todos los exámenes y pasado todas las pruebas que lo califican para el puesto, Smart ve frustrados sus deseos por el hecho de que su labor es demasiado importante y no hay nadie mejor que él para desarrollarla.
Solo cuando la sede central de CONTROL es atacada sorpresivamente, y casi la totalidad de las identidades de los agentes secretos se ve comprometida, es cuando al Jefe, ante la escasez de personal, no le queda mas opción que promover a Max al nivel de Agente y, como primera misión, asignarlo a un operativo que intentará impedir un gran atentado programado por KAOS. Para ello lo asigna a trabajar en colaboración con la única agente cuya identidad no quedó comprometida luego del ataque: le hermosa, sensual y experimentada Agente 99.
A partir de ahí, la pareja deberá enfrentarse a un sin fin de problemas ocasionados por la torpeza e inexperiencia del Agente 86, al tiempo que deben aprender a conocerse y complementarse, intentando llevar adelante la misión sin arruinarlo todo en el camino.
Si bien la película se mantiene fiel a la esencia del tipo de humor casi inocente que ostentaba la serie, en este caso creo que el guión resultó el punto mas flojo de toda la producción, ya que no llegó a estar a la altura hubieran requerido los personajes.
Se notó una proliferación de gags y chistes demasiado esperables, con muy pocas situaciones, o casi ninguna, que no haya sido vista con anterioridad.
Todo se desarrolla a un ritmo parejo pero algo monótono, lo que por momentos hace que decaiga el interés por lo que ocurre.
Las escenas de acción están bien realizadas, y se nota un correcto aprovechamiento de las nuevas tecnologías para brindarle todo un nuevo entorno tecnológico a la historia, pero sin descuidar la obligada referencia a los artefactos clásicos que uno espera ver como el cono del silencio y el zapatófono.
En cuanto a las actuaciones, nada se le puede reprochar a Steve Carrell en su personificación de Maxwell Smart. Si bien jamás se podrá reemplazar lo conseguido por Don Adams en cuanto a la composición del personaje, Carrell logra darle un aire fresco que reconoce una respetuosa influencia pero sin caer en la obviedad de la imitación.
Si alguna falencia se nota, no se debe tanto a la labor del actor sino mas bien a una floja dirección y a un guión que no le brindó el material necesario para desarrollar su talento.
Lo acompañan la bellísima Anne Hathaway como la Agente 99, Dwayne Johnson como el Agente 23, Alan Arkin como el Jefe, Terence Stamp como Siegfried, y James Caan haciendo un gracioso presidente de los EEUU.
La película estuvo dirigida por Peter Segal que ya antes ha dirigido comedias facilistas como "El profesor chiflado 2" y "50 primeras citas", y que, por respeto a un personaje tan querido como el Agente 86, podría haberse esmerado un poco mas.

Calificación: 2 Renegados y medio (Regular. Comedia simple, sin sorpresas y de trámite llevadero, pero que no consigue hacer justicia a este clásico de la televisión).

Recomendaciones: Si Ud. fue o es seguidor de la serie original, vaya, pero por ahí sale decepcionado y extrañando mucho a Don Adams.
Si Ud. gusta del humor elaborado e intelectual, no vaya. Es probable que se aburra.
Si Ud. tiene 10 años o un sentido del humor equivalente a un niño de esa edad, vaya. Seguro que se va a divertir.
Si Ud. no sabe quien es el Superagente 86, evidentemente Ud. debe venir de otra galaxia. Si me deja sacarle una foto nos llenamos de guita los dos.
Lo mejor: Anne Hathaway, que está mas buena que comer el pollo con la mano.
Lo peor: El guión tan lleno de chistes predecibles.
publicado por Renegado el 7 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.