Solo su constante y trepidante ritmo convierte sus 83 minutos de duración en un digno y atrapante vehículo de terror.

★★☆☆☆ Mediocre

Carretera al infierno

Ideal para un público adolescente que gusta de este tipo de películas, Carretera al infierno es un film de terror con argumento sencillo, una parejita como víctima, un loco de turno, y una consabida cuota de inverosimilitud. Producto de la factoría Bay, su rol de productor no impide pensarla como una más de sus películas, aun con un presupuesto alejado de sus superproducciones, y se percibe ese olor a cine publicitario, clásico en él, tanto en sus planos como en la enorme cantidad de publicidades de marcas que aparecen a lo largo de la película.

Esta remake del film protagonizado en 1986 por Rutger Hauer, cuenta con el adecuado suspenso que la sostiene durante todo el metraje, con una pareja protagónica que logra cierta empatía con el espectador, aunque no se luce, y con un actor muy convincente, Sean Bean, en un desquiciado papel que, pese a la absoluta arbitrariedad de su existencia y su accionar (no se sabe jamás por qué razón ese hombre está ahí, y qué lo lleva realmente a perseguir a la pareja), resulta lo más destacado de la película.

El resto es una innumerable cantidad de secuencias habituales en este tipo de películas, colocadas sin sustento argumental alguno. Solo su constante y trepidante ritmo convierte sus 83 minutos de duración en un digno y atrapante vehículo de terror.

publicado por Leo A.Senderovsky el 5 julio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.