Una excelente adaptacion con la inmejorable intepretacion de Sir Ben kingsley, que junto al clasicismo de Polanski es lo mejor de la pelicula.

★★★☆☆ Buena

Esta pelicula es hasta ahora la ultima adaptacion al cine, que se ha llevado a cabo de la inmortal obra literaria de Charles dickens. Que ha sido llevada varias veces a la pantalla grande y con grandes resultados, desde la mejor version rodada para el cine de un servidor, de David lean o la version musical de Carol reed "Oliver". Rodada en el año 2005, despues de su gran exito internacional, con su laureada "El pianista", pelicula de visionado obligatorio para aquellos que amen el cine. Roman polanski, recrea majestuosamente, el universo unico de Dickens de manera soberbia, ambientacion, personajes, decoracion…etc. Pero sobre todo en toda esa brillantez, tropieza con la elecion de su protagonista infantil, que la verdad sea dicha es soso y no da mas registros de lo que se ve en el. Barney clark, que asi se llama este joven actor (por el momento no ha hecho nada mas en este medio) es lo peor de la pelicula, su presencia es indefinida, sin personalidad, ni arraigo al personaje. Y por que no decirlo, con una actuacion bastante pedante y torpe. Lo mejor de esta adaptacion sin ser por ese recordado y denostado ultimamente, clasicismo de Hollywood, con el cual Polanski impregna enteramente a su pelicula, es la presencia y actuacion de Sir Ben kingsley.

 
 
Oliver Twist, es un chico que vive en un orfanato, donde trabaja sin dencanso y es premiado (al igual que a sus compañeros de convivencia) con una escueta comida. Oliver despues de pasar por algun que otro trabajo indigno, escapa hacia la ciudad de Londres. Al llegar alli medio muerto de hambre y cansancio, Oliver, se ve inmerso en el mundo de los barrios bajos de Londres.


Ben kingsley, en uno de sus ultimos mejores trabajos en el cine, pues desde entonces solamente ha participado en bodrios o film menores tales como el truño de "El sonido del trueno" o "La ultima legion" y siempre con unas pelucas de auntentico bochorno para una carrera ya consagrada. Es un gran actor, uno de los mejores actores (vivos) ingleses (con permiso claro esta de Sir Michael caine). Aqui encarna al infame Fagin, sin dudas uno de los mejores papeles escritos por Charles dickens en esta obra. Sin contar con el ya mencionado protagonista, decir que el resto del elenco lo hacen bien, aun habiendo algun que otro personaje no muy bien desarrollado. Roman polanski consigue un bello film de gran factura tecnica, con una fotografia excelente y una trama que aunque ya es conocida, es bonito saber que la industria del cine de  Hollywood, aun apuesta por un cine a la antigua usanza. Sin alardes en efectos especiales, ni condimentos inutiles  que sean inapropiados.
Lo mejor: El clasicismo de las imagenes de Roman polanski y Sir Ben kingsley.
Lo peor: Barney clark, soso y pedante.
publicado por Vacelyk el 5 marzo, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.