Estamos ante una de las obras menores de Colomo, aunque en el último minuto, haya ganado por penaltys…

★★☆☆☆ Mediocre

Rivales

De acuerdo, "Rivales" la película tiene momentos graciosos. Pero ¿estamos ante una pelicula de Colomo, de sus inteligentes planteamientos, de su inquina y lucidez social, de su agudeza e ironía? Decididamente no, porque las florituras que el film contiene como realizador -con un montaje ejemplar- se malogran con un guión plagado de tópicos y chistes a veces demasiado fáciles. Sucede algo parecido con las interpretaciones, mientras que unas son monumentales (Rosá Mª Sardá, como era de esperar, Ernesto Alterio y una sorpendente Kira Miró, tan guapa como divertida) otras son realmente espantosas (Juanjo Puigcorbé, en la cima de la ignominia y Jorge Sanz, autointerpretándose en un esperpento contínuo).

Por eso el resultado consigue ganar por los pelos, como si lo hubiera hecho en una final futbolera a los penaltys (gracias a los hados, en España hemos vivido hace realmente poco una Eurocopa triunfadora, con holgura y alegría). Pero con todo ello, con sus momentos divertidos, con sus chistes oportunistas, no es una película de Colomo; es una película de la factoría Oristrell, en ese tono decididamente pasado de Manuel Gómez Pereira and company, cuyas comedias urbanas dejaron de gustar a todo el mundo hace más de diez años. Lo que podría haber sido una mirada cruzada sobre la competencia entre Madrid y Barcelona a través de dos equipos infantiles de fútbol que han de enfrentarse en un campeonato -un símil de lo más interesante, con la capacidad de mostrar -y fustigar- todas las expectativas de los biotipos, se queda en deslabazadas -y a veces- increíbles secuencias plagadas de un humor bastante cuestionable. Argumentalmente, tenemos personajes de lo más reconocible, aunque quizás llevados a extremos algo fortuitos.

Es una lástima que Colomo intente, con un innecesario -y hasta desesperado- oportunismo replicar el éxito de otros infames filmes de reciente producción nacional como "Días de Fútbol", "El penalti más largo del mundo" o "Salir Pitando", todos ellos basados en el balompié y todos sus más manidos chascarrillos. Si conseguimos no ver este film dentro de la obra -nada despreciable- de Colomo, y tomarlo como un producto banal de uso y disfrute, quizás podríamos llegar a disfrutarlo, aunque quizás su espacio natural no sea el cine, sino más bien la televisión. Pero si no conseguimos abstraernos, y lo situamos en el cómputo de películas tales como "El Efecto mariposa", "La Línea del cielo", "Bajarse al Moro", "Los Años bárbaros" o la divertidísima gamberrada que fue "Eso", estamos ante una de las obras menores de Colomo, aunque en el último minuto, haya ganado por penaltys…

Lo mejor: Las interpretaciones de algunos actores. El arranque del film, con un montaje trepidante y original.
Lo peor: Las interpretaciones de otros actores. La segunda parte de la historia, llena de chistes malos e historias con muy poco interés, además de una moralina algo pasada de moda.
publicado por Federico Casado Reina el 3 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.