Por el momento, la película española del año.

★★★★☆ Muy Buena

Los Cronocrímenes

El esperado debut en el largometraje de Nacho Vigalondo, uno de los cortometrajistas más reconocidos del panorama nacional, que saltó a la “fama” cuando fue nominado al Oscar por su corto “7:35 de la mañana”.

Pues bien, ya podemos disfrutar de una propuesta novedosa en cuanto a cine patrio se refiere. Avalada por grandes críticos y festivales, “Los cronocrímenes” ha obtenido diversos premios, fue la única película española que estuvo en la pasada edición de Sundance y la productora de Tom Cruise, United Artist, ha comprado los derechos para hacer el remake, ahí es nada.

¿Qué ocurre con todo esto? Pues que genera grandes expectativas, y cuando algo despierta tanto interés suele ocurrir que luego llegan las decepciones.

Servidor tenía “miedo” de que le defraudase la película, ya que ha llovido mucho hasta poder verla en nuestro país, con lo cual mis ganas de visionarla iban aumentando. He de decir que salí emocionado del cine, ya que estaba ante una de las mejores películas españolas del año. Sí, puede parecer muy rotunda esta afirmación pero pocas producciones pueden decir que tienen un guión tan meticulosamente bien construido, unos actores sensacionales, una gran ambientación, a Flavio Labiano como director de fotografía y por supuesto, una gran dirección.

El tema de los actores está creando algo de polémica, sobre todo con el papel que interpreta el propio director.

Karra Elejalde lleva todo el peso de la trama, realizando una interpretación muy adecuada, de un tipo normal al que le ocurren una serie de desgracias ante las que no sabe muy bien cómo reaccionar. A lo largo de la película y según los acontecimientos que van sucediendo, viajes en el tiempo incluidos, su personaje va variando, cargándose de matices.

Algo que también ocurre con el científico que maneja la máquina del tiempo, interpretado por Vigalondo. Si habéis visto la película podréis observar su evolución como personaje. Algunos lo tachan de sobreactuación o de ser falso, pero realmente en la primera parte de la película su personaje ya ha conocido a Héctor, por lo cual tiene que estar fingiendo que no lo conoce, y en la vida real la mayoría de la gente no son buenos actores, y más si les pones en unas circunstancias tan poco habituales como las que se dan en esta película. Ahí radica la belleza de este personaje, que a medida que avanza la historia vamos comprendiendo su manera de actuar, y si nos fijamos bien (mejor en un segundo visionado) podemos apreciar las diferencias que hay entre cuando le ocurren por primera vez y cuando está fingiendo no conocer al personaje de Karra Elejalde, y cómo tiene que inventarse cosas para lograr conducirle hasta el sitio adecuado.

La parte femenina de la película también cumple con su papel. Bárbara Goenaga interpreta a la chica del bosque, que atrae el interés de Héctor y por la cual se adentra en el bosque y que más tarde ayudará a nuestro “héroe”.

Cerrando el reparto nos encontramos con Clara Fernández, que interpreta a la mujer de Héctor.

Con cuatro personajes Vigalondo nos presenta una historia en la que se fusiona el thriller con algunos matices de comedia y locura.

El suspense está garantizado, con grandes secuencias como la subida al Silo, por poner un ejemplo.

El director de Cabezón de la Sal sabe utilizar los elementos que tiene a su alrededor y con pocos medios ha logrado crear una película que ya está trascendiendo y convirtiéndose en de culto. Ha creado un icono que bien podría equipararse a otros personajes típicos del cine fantástico y de terror, ya que su momia rosa es un elemento que se queda bien grabado y es muy reconocible.

No obstante, el punto fuerte de la película es el guión. Habiendo medido todo meticulosamente para que todo esté encajado, “Los cronocrímenes” nos lleva por la senda de los viajes en el tiempo, algo que siempre crea disyuntivas y preguntas que nos recuerdan a la tan manida frase de: ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Algo que en este tipo de géneros no suelen tener una explicación lógica ya que jugamos con líneas temporales diferentes y realmente la que importa es la que le toca vivir al personaje y a nosotros como espectadores.

En definitiva, “Los cronocrímenes” hará las delicias de todos los amantes de la ciencia ficción, del género fantástico y de terror, de aquellos que ya están artos de ver un cine español cargado de tópicos y de propuestas algo obsoletas, y de los que quieran ver una película diferente.

Esperemos que no tenga que pasar tanto tiempo hasta que podamos ver la próxima película de este realizador cántabro.

Lo mejor: El guión y la película en sí.
Lo peor: Que hayamos tenido que esperar tanto.
publicado por Alvaro Oliva el 3 julio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.