Zhang-ke habla de política bajo la voz narradora de dos personajes ajenos a todo debate político, protagonistas de intensos dramas personales y familiares.

★★★☆☆ Buena

Naturaleza muerta

Jia Zhang-ke toma la geografía de la ciudad de Fengjie como espacio sobre el cual se construyen las vidas de los personajes, espacio trágico, que determina el destino de quienes caminan por allí. Un hombre que se traslada buscando a su mujer, una mujer que viaja en busca de su esposo. Este clima de encuentros y, sobre todo, desencuentros, se narra bajo el opresivo escenario de una ciudad arrasada, a la espera de una reconstrucción que no llega. El relato, que une conflictos personales con dramas sociales y políticos, haría de esta película una digna heredera del neorrealismo italiano, sino fuera por el cuidado estético de los encuadres, y el preciosismo de sus imágenes (producto de un gran trabajo de fotografía en alta definición), elementos que la vuelven un film esencialmente bello, y con cierto dejo poético.

Lo más meritorio del film radica en el punto de vista que éste adopta. Zhang-ke habla de política bajo la voz narradora de dos personajes ajenos a todo debate político, protagonistas de intensos dramas personales y familiares, que viven su vida como pueden, trasladándose y esperando, sumidos en un presente duro y desalentador. En el medio del drama, el director introduce elementos de corte fantástico, suerte de metáforas que intentan unir ambas historias, y resultan totalmente prescindibles, por no coincidir con el tono de la película y no agregar nada nuevo a la historia. Si no aparecieran estos elementos, el resultado quizás hubiese sido más conciso y coherente. Fuera de esto, no deja de ser un notable film sobre la incomunicación, la desesperanza, y los pequeños grandes dramas de seres humanos, atravesados por una geografía que tiende a condenarlos.

publicado por Leo A.Senderovsky el 30 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.