Una comedia carente de momentos graciosos, completamente insulsa.

★★☆☆☆ Mediocre

La Boda de mi Novia

No nos sorprende encontrarnos con una película que nos entrega justo lo que suponíamos con solo ver su tráiler: Una versión masculina de La boda de mi mejor amigo. La boda de mi novia podría haberse quedado en la mera copia barata de aquella, pero las comparaciones la entierran aún más. Si en aquella, el personaje de desgraciada que encarnaba Julia Roberts nos resultaba encantador, aquí el Tom Bailey de Patrick Dempsey carece de interés alguno, ni siquiera vale la pena juzgarlo. Dempsey juega a mostrarse como un aspirante del típico mujeriego empedernido que tan bien le sale a Hugh Grant, pero carece del carisma de aquel y aún no alcanza su talento.

Las tramas de una y de otra, más allá del reverso mencionado, solo se diferencian en que aquella trataba de una mujer enamorada y no correspondida, y en esta la historia es mucho más simplona y directa, lo que impide que los personajes salgan de su evidente encorsetamiento. Desde la presentación, con los típicos planos neoyorquinos, podemos apreciar que nada saldrá del molde clásico de la comedia romántica. Apegarse a un género o una fórmula no necesariamente es un defecto en sí. Pero no solo no han podido construir nada original desde ese modelo, sino que el sabor que queda es el de una comedia carente de momentos graciosos, completamente insulsa, y solo interesante para aquellos que quieran ver por última vez en pantalla al talentoso director Sydney Pollack.

publicado por Leo A.Senderovsky el 29 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.