Fracture logra mantener en todo momento una tensión que eriza los pelos, y ser una pequeña y poderosa película de suspenso.

★★★☆☆ Buena

Fracture

Cuán grato resulta observar cómo aún hay gente que respeta la historia de Hollywood en materia de géneros, y más si se trata de thrillers o películas con crímenes, juicios y demás. Cuando uno hace el intento de ver cualquier film de este tipo producido cincuenta o sesenta años atrás, encuentra al menos una diferencia con los actuales, y esa diferencia radica en los tiempos narrativos. Fracture es una película más sencilla de lo que aparenta, con vuelta de tuerca final absurda (precisamente por su sencillez), y que sabe tomarse sus tiempos, excesivos, dilatadísimos tiempos. A su vez, con todo los recursos visuales a su disposición, elige concentrarse en los diálogos, y en el duelo actoral entre un carismático Hopkins y un interesante Gosling. Inevitable es recordar por esto el enorme thriller El silencio de los corderos, y el personaje de Hopkins parece una copia menos brutal e igual de fría y manipuladora que aquel complejísimo Hannibal Lecter. Con todo esto, Fracture logra mantener en todo momento una tensión que eriza los pelos, y ser una pequeña y poderosa película de suspenso, en la línea de aquellos policiales austeros, inteligentes y concentrados, que hace un largo tiempo dejaron de aparecer en pantalla (muy de vez en cuando aparecen, cada vez que un buen guionista y un buen director se atreven a arriesgarse contra los pronósticos de mercado), y algunas de ellas se encuentran entre lo mejor del cine norteamericano de todos los tiempos. No llega a tanto, pero es un más que digno intento.
publicado por Leo A.Senderovsky el 28 junio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.