Un bonito film, de simples y exquisitos personajes, cuyo mayor pecado parece ser el de intentar desarrollar una gran cantidad de conceptos y elementos, en un tiempo demasiado corto.

★★★☆☆ Buena

El juego del amor

Robert Benton, director de dramas como la oscarizada Kramer contra Kramer, realiza aquí una película basada en una novela titulada “Feast of love”, literalmente “Festín de amor” (debería ser “Festín sobre el amor”), es decir, una película coral sobre el amor en todas sus facetas. Si tomamos esto como una premisa directa de la película, podemos pensar, a priori, que peca de excesivamente ambiciosa. Si la tomamos, en cambio, como una serie de historias sencillas entrecruzadas y narradas con mucha sensibilidad, encontramos su esencia. De todos modos, la sensación que da El juego del amor, es la de ser una película que condensa (o aprieta) en su hora y media de duración, una serie de cuestiones bastante más complejas como el destino, las drogas, la infidelidad, etcétera. Todo eso bajo la mirada de Harry, un viejo que está de vuelta de todo, que todo el tiempo da consejos, que guarda algunas amarguras del pasado, y que sabe que algunos jóvenes “no saben lo que les espera”. Todo ello desde la mesa del café que frecuenta. El papel de Harry, a cargo de Morgan Freeman, no es el más rico e interesante.

Lo es, sí, el de Grez Kinnear, a pesar de su estupidez, y de no saber jamás como amar sin golpearse la cabeza contra la pared. El tono aleccionador, forzado por muchos diálogos notoriamente arbitrarios, puestos allí porque el mensaje parece ser más fuerte que la trama, termina afectando la sutil construcción de los personajes. Algunos elementos previsibles y hasta repetidos (en un momento se escucha uno de los temas musicales que sonaba en el film Once, en aquel tenía peso dramático, en este sirve para decorar una breve escena de sexo), son también de la partida. En líneas generales, si uno logra ingresar al “festín de amor” que propone esta película, sin que le moleste su tono grave y hasta trágico, y la necesidad de los personajes de bajar todo a palabras, se encontrará con un bonito film, de simples y exquisitos personajes, cuyo mayor pecado parece ser el de intentar desarrollar una gran cantidad de conceptos y elementos, en un tiempo demasiado corto para este film.

publicado por Leo A.Senderovsky el 27 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.