Todo está envuelto en el clásico celofán con pinta de comedia romántica convencional, pero con varios detalles que la diferencian de sus primas pastelosas y predecibles.

★★★☆☆ Buena

Paso de ti

Hasta ahora no había visto ninguna de las comedias de la llamada factoría Apatow, el escritor, director y productor que se supone que ha revolucionado el género de humor en los usamérica con un humor accesible, gamberro e identificable.

Empezó la racha con “Virgen a los 40”, continuó el éxito con “Supersalidos” y “Lío embarazoso” y ahora la mitad de las comedias que nos llegan del otro lado del charco salen de esta pandilla de cachondos mentales.

Había leído que “Paso de ti” no era la mejor de las comedias de la productora, lo que hace que tenga muchas ganas de ver las anteriores, pues ha habido un buen número de momentos en los que me he partido de risa con las penas de un tipo vago, guarrete y torpe abandonado por una superestrella de la televisión.

La historia parte de ese hecho. Peter Bretter, músico frustrado y holgazán de vocación, es abandonado por su novia Sarah Marshall, gran estrella de la televisión de una de esas series horribles con argumento calcado de un capítulo a otro, de la forma más humillante y vergonzosamente graciosa posible.

A partir de ahí, el pobre Peter tratará de ovidar a su ex a toda costa organizando un viaje sin planificar al archipiélago Hawaiano, algo que nunca haría en su anterior etapa de novio casero, con tan mala suerte que por allí andará Sarah con su nuevo novio roquero, un “sex simbol” con filosofía zen y bastante imposible de odiar.

Así, todo está envuelto en el clásico celofán con pinta de comedia romántica convencional, pero con varios detalles que la diferencian de sus primas pastelosas y predecibles.

La primera es el mimo con el que Jason Segel, guionista y protagonista de la cinta, trata a su personaje, un tipo con mala suerte con el que todos nos podemos identificar en algún momento, aunque lo que se nos cuente esté siendo exagerado. Un tipo enamoradizo, sensible y con bastante sentido del ridículo que se enfrenta a personajes que dan bastante juego, como la joven pareja de recién casados con problemas para consumar el matrimonio, el camareta fumeta, el camarero fan incondicional del artista de rock, el mejor amigo raro…

Grandes bazas son también los actores elegidos. Desde el ya mencionado Jason Segel, entrañablemente patético, pasando por Kirsten Bell, que está muy bien haciendo de estrella caprichosa, Mila Kunis, con unos ojazos impresionantes y enamorando al protagonista o Russell Brand, un presentador, actor y humorista británico que borda el papel de roquero chalado y ex adicto a todo.

Poco a poco todo va encajando hacia donde todos sabemos que se dirige de antemano, pero muchos de los gags hacen que merezca la pena el viaje.

En definitiva, tenemos la clásica comedia romántica, resultona y bastante predecible pero asentada en un guión resultón plagado de humor gamberro. Para desconectar el cerebro y sentir una pizca de vergüenza agena del pobre protagonista.

 

Lo mejor: El personaje protagonista.
Lo peor: Que al final, todos sabemos como va a acabar.
publicado por Heitor Pan el 27 junio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.