La trama se escapa de lo previsible, se vuelca a una resolución completamente absurda e hilarante, y se llega a entender el por qué de tanto montaje vertiginoso y poco ajustado al clima tradicional de comedia.

★★★★☆ Muy Buena

Arma Fatal (Hot Fuzz)

El humor británico no es como el americano. Eso se sabe desde tiempos inmemoriales. Si descartamos excepciones brillantes como el humor absurdo de Monty Python, podríamos sintetizar el humor de dicha región, como un humor sutil, carente de estridencias. Arma fatal empieza así, Nicholas Angel y su obsesión por su trabajo de policía, se asemeja a personajes como Frank Drebin, el desubicado policía interpretado por Leslie Nielsen, o a Sledge (Martillo) Hammer, protagonista de la hilarante comedia americana homónima de los ochenta. Hay dos claras diferencias: Nicholas Angel no se caracteriza por su torpeza, y en Arma fatal, al menos al principio, no se enfatizan los momentos graciosos, como suele suceder en las comedias americanas. El humor se da por contraste, un agente tan calificado que hace palidecer al cuerpo policial, es transferido a un pueblo donde no sólo parece que no pasa nada, sino que, como todo pueblo, la legalidad se adapta al sistema tradicional de pueblo chico (si en el bar del pueblo se prohíbe el alcohol a menores, se quedan sin clientela, por poner un ejemplo). Allí empezarán a ocurrir extraños “accidentes” y, como suele ocurrir, al protagonista nadie le cree.

En un momento, la trama se escapa de lo previsible, se vuelca a una resolución completamente absurda e hilarante (colaboran ciertos toques “gore”, propios del gusto del director de Shaun of the Dead), y se llega a entender el por qué de tanto montaje vertiginoso y poco ajustado al clima tradicional de comedia. Las parodias a películas policiales, como Bad Boys II y, sobre todo, la escena descripta por Danny de Point break, se anticipan hasta el hartazgo, pero aún así (y precisamente por eso) funcionan a la perfección. Al igual que el tándem Simon Pegg/Nick Frost, dos verdaderos talentos unidos en versión “buddy movie” con tanta gracia como sobriedad. Arma fatal no tiene absolutamente nada que envidiarle a las comedias policiales de la “gran industria”, y es quizás mucho más graciosa, entretenida, e inteligente que la mayoría de ellas.

publicado por Leo A.Senderovsky el 25 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.