Un interesante homenaje que logra congeniar en su parodia un espíritu propio, auténtico y entretenido de principio a fin.

★★★☆☆ Buena

OSS 117: El Cairo, nido de espías

James Bond, el agente 007, uno de los personajes más representativos y prototípicos del mundo de cine, desde su exitosa primera aventura, viene cosechando émulos, hijos, hermanos, o primos no reconocidos, de todas partes del mundo. A la interminable lista que se podría hacer de agentes deudores de 007, se le suma el de OSS 117, suerte de James Bond galo, o parodia completa de este. OSS 117 es desagradablemente arrogante, misógino, fascista (si con este término se puede catalogar la acepción: “persona que juzga el mundo desde su visión y su cultura occidental, discriminando desde la ignorancia todo elemento que no pertenezca a su cultura”), algo torpe, e ingenuo, al punto de creer que puede caerle bien a cualquiera y que su sonrisa puede seducir a medio mundo. Todas estas características no son más que una exacerbación de los rasgos de Bond, y si para parodias ya estaba el grueso Austin Powers, OSS 117 no posee la psicodelia de este último (la acción se sitúa en 1955, y el pasado al que se alude constantemente es 1945, muy lejos de los sesenta de Powers), aun guarda la elegancia de un Bond, y su humor carece por completo de grotesco.

El humor de OSS 117 es el de una parodia sutil, de trazo fino, con algunos pequeños gags hilarantes, como la forma en que se peina la gomina, o momentos interesantes, como la pintura de la “amistad masculina”, y la constante duda sobre la sexualidad del agente. Del elenco se destaca Jean Dujardin, con una caracterización carente de burla hacia su personaje, y una cierta ternura alrededor de su halo de ingenuidad. Lo más interesante de la propuesta, sin embargo, es la estética retro que se deja apreciar desde el logotipo de la compañía Gaumont al comienzo de la película, y una presentación animada, emparentada con las películas de Bond, pero también con otro tipo de presentaciones de los sesenta, como las clásicas de La pantera rosa. Un interesante homenaje que logra congeniar en su parodia un espíritu propio, auténtico y entretenido de principio a fin.

publicado por Leo A.Senderovsky el 24 junio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.