En este caso, las piezas actúan por separado y no encajan para nada.

★★☆☆☆ Mediocre

Como locos a por el oro

Sería difícil, mejor dicho imposible, encontrar hoy un exponente de género puro. Todas las películas, algunas más, otras menos, tienden a la mezcla de géneros, cual si fueran ingredientes de un plato fuerte. Los ingredientes aquí son bastante claros y reconocibles. Cine de aventuras (de tesoros, para más datos), romance y comedia. Las dosis no necesariamente deberían ser iguales (nunca lo son). Tampoco la mezcla de estos géneros es un defecto en sí, ni su falta de decisión por uno de ellos. El problema deviene de la claridad en la segmentación genérica, lo que permite reconocer que, en este caso, las piezas actúan por separado y no encajan para nada.

Hay sí una clara intención de privilegiar el atractivo del género de aventuras, y hay una pareja protagónica con una probada química, a la manera de Michael Douglas y Kathleen Turner en Tras el corazón verde y La joya del Nilo, dos exponentes básicos del cine de aventuras y romance. En este caso, la desbordante química de Matthew McConaughey y Kate Hudson parecería salir sin tapujos del límite que el guión les impone, afectando por consiguiente el interés por la línea de aventuras, ya de por sí golpeada por la zoncera de su planteo y una torpe tendencia a la sobre-explicación histórica. Hay que decirlo, esta película no merece demasiada reflexión. Sin embargo, aún más imperdonable es que su extremo facilismo termina por perjudicar el entretenimiento básico, en una propuesta de la que solo se salva el bueno de Donald Sutherland, solo por estar todo el tiempo con cara de qué-hago-en-esta-película.

publicado por Leo A.Senderovsky el 24 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.