La película de Renny Harlin es un thriller metódico y correcto, con una historia a priori atrayente que se va desinflando ante su total ausencia tanto de originalidad como de riesgo. Bueno, eso y Eva Mendes.

★★☆☆☆ Mediocre

Cleaner

Cleaner ha sido dirigida por Renny Harlin, cineasta que tiene en su haber títulos tan dispares como Pesadilla en Elm Street 4, La Jungla 2: alerta roja, La aventuras de Ford Farlaine, Máximo riesgo, La isla de las cabezas cortadas, Deep blue sea o la precuela de El exorcista, película que originariamente dirigiera Paul Schrader pero que finalmente pasó por sus manos por orden de la productora.

Protagonizada por Samuel L. Jackson, Ed Harris, Eva Mendes, Christa Campbell y Keke Palmer entre otros, la historia de Cleaner gira alrededor de un antiguo policía que en la actualidad se gana la vida limpiando escenas de crímenes. Tras realizar uno de sus trabajos, se da cuenta de que el crimen no ha sido informado a la policía, y que por ello involuntariamente ha encubierto un homicidio, por lo que decide comenzar a mover algunos hilos e investigar.

Más allá de las típicas comparaciones que algunos puedan hacer con series como C.S.I o incluso Dexter, cabe decir que Cleaner es una entretenida película que, por desgracia, una vez concluida nos sabe a poco: con una presentación de los personajes y una introducción de su entramado que captan con facilidad la atención del espectador, la película de Renny Harlin se inicia con un ritmo constante y una historia a priori atrayente que, por desgracia, se va desinflando a medida que avanza el metraje.

El problema de Cleaner radica, sin duda alguna, en su obviedad: es una lástima que con actores de la talla de Samuel L. Jackson o Ed Harris, cuyos personajes se antojan solventemente perfilados, Renny harlin no haya sabido dar una vuelta de tuerca a una trama que se manifiesta finalmente manida a pesar de sus altas expectativas iniciales: ni en la investigación policial ni en la propia vida privada del personaje interpretado por Samuel L. Jackson hallamos ningún elemento novedoso o, como mínimo, capaz de sugestionar al espectador, sumiéndolo lenta pero inexorablemente en el tedio de la previsibilidad. A dicha falta de originalidad cabe sumarle (y ya van dos) a una Eva Mendes descolocada a lo largo del metraje, muy poco convincente y menos apasionada en un rol cuya manifiesta importancia para el entramado de la película repercute de manera fatal a un guión carente de sorpresas, si bien uno debe reconocer que su interpretación no desmerece tanto a Cleaner como ocurriera con La noche es nuestra.

De este modo, Cleaner se presenta como un thriller al uso, metódico y correcto, pero totalmente ausente de sorpresas para un público acostumbrado a giros argumentales imposibles; la previsibilidad del film de Renny harlin nos hace pensar que en cualquier momento llegará el golpe de efecto que hará despegar finalmente a la película, pero éste nunca acontece, quedándose en un producto demasiado conocido que nos sabe a poco a pesar de la buena labor de sus protagonistas masculinos, y de una acertada fotografía de frías tonalidades que, al igual que su director, prefiere no tomar ningún riesgo.
publicado por Oscar Martínez el 24 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.