El resultado es tan honesto como el planteamiento: construir un frankenstein con los fragmentos más famosos de las películas de superhéroes y transformarlos imaginativamente en una locura.

★★★☆☆ Buena

Pues si, se puede. Hartito ya de engendros como "Casi 300" y otras tantas películas que satirizaban todos los grandes éxitos de la taquilla, tanto en género como en películas (recordemos que en "Casi 300" se metían hasta "Transformers") confieso que me temía lo peor cuando vi que ahora tocaba el turno a las películas de superhéroes -adaptaciones de la Marvel, básicamente, aunque la DC también aparece…-. Me encomendé a Mel Brooks y a los Zucker-Abrahams-Zucker, los padres de las comedias sobre películas y géneros (con los antecedentes de "El Jovencito Frankenstein" y "Aterriza como Puedas") antes de ver la película, rogándoles que no destrozaran el buen nivel que las películas de superhéroes han alcanzado últimamente (sobre todo Spiderman I & II, Xmen I & II, las aceptables de los 4F y por supuesto Iron man, aunque este último ya no entro en la chufla); al parecer me escucharon, porque me encontré con una película absurdamente delirante, pero bien construida, con un guión desquiciado pero coherente, y con una gran cantidad de chistes, algunos groseros y soeces, pero otros verdaderamente imaginativos y desquiciados.
El resultado es tan honesto como el planteamiento: construir un frankenstein con los fragmentos más famosos de las películas de superhéroes y transformarlos imaginativamente en una locura. La historia base es la misma que la de "Spiderman", solo que ahora en vez de una araña radiactiva es una libélula (si, valen todo tipo de cachondeos al respecto…) mejorada genéticamente la que pica al atolondrado estudiante de instituto, que se convierte en superhéroe. A partir de ahí, también aparecerá un malo malísimo que quiere hacerse inmortal a costa de la humanidad -nunca mejor dicho- y sucederán toda serie de cosas para que nuestro héroe pueda lucirse a placer -tanto sus habilidades como, sobre todo, sus torpezas-. Por su puesto, se une la chica guapa de turno a la que quiere conquistar, sus problemas familiares, económicos…
Aqui sabe uno lo que viene a ver, pero no se llama a sorpresa. No llega al regodeo cómplice de "Austin Powers", pero si que consigue un muy desquiciado y buen nivel, con algunos momentos antológicos -sobre todo con las secuencias donde aparece Stephen Hawking– y apariciones estelares como la mismísima Pamela Anderson como la mujer invisible. Sinceramente, es muy, muy divertida, la mejor de todas las parodias recientes tipo "Scary Movie", etc.
Lo mejor: Alguno de los chistes, sobre todo los de Stephen Hawking.
Lo peor: Otros chistes, de una grosería a veces insoportable.
publicado por Federico Casado Reina el 20 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.