Margot y la Boda es una película insulsa, aburrida y pretenciosa, que no obstante entusiasmará a los amantes del cine de Noah Baumbach.

★★☆☆☆ Mediocre

Margot y la boda

Que Nicole Kidman no atraviesa su mejor momento profesional es algo evidente, al encadenar fracaso tras fracaso. Y lo que es peor para una actriz que pretende ser considerada una intérprete de calidad: hace mucho tiempo que no tiene un éxito de crítica. Por eso no es de extrañar que se embarcara en el nuevo proyecto de Noah Baumbach, uno de los cineastas más respetados, premiados y elogiados del circuito del cine independiente norteamericano.

Margot y la Boda es un film que explora la relación entre dos hermanas que llevan bastante tiempo sin hablarse. Pero decir esto realmente no es decir toda la verdad, ya que la cinta no es la típica historia que gira en torno a un conflicto fraternal. No puede serlo debido al carácter de sus personajes,entre los que es difícil elegir al más lunático o excéntrico, aunque hay quien pueda ver en el guión el retrato máximo de la familia disfuncional. Gracias al dossier de prensa descubrimos un elemento nuevo de la película que había pasado totalmente desapercibido: resulta que es una comedia agridulce. Será que el sentido del humor de Noah Baumbach debe ser de una sutileza inusitada, porque no se aprecia durante la película. De hecho, a pesar del jolgorio que acompaña a la historia, el film se hace insoportablemente tedioso y aburrido. La historia incurre en numerosos tópicos, véase a la escritora de éxito trastornada que escribe sobre su familia, y es completamente previsible en todos sus aspectos. A los treinta minutos, las manillas del reloj parecen haber quedado congeladas, y el espectador tiene la sensación de haber abandonado el continuo espacio-tiempo y haberse sumergido en un bucle interminable que parece no tener fin. Nicole Kidman sigue con la misma expresión de acelga sobre-inyectada de bótox que tiene desde hace un par de años, y realiza una interpretación plana y carente de cualquier atisbo emocional.

Margot y la Boda es una película insulsa, aburrida y pretenciosa, que no obstante entusiasmará a los amantes del cine de Noah Baumbach. Poco se puede rescatar del film, además las breves apariciones de Ciarán Hinds y John Turturro.

Lo mejor: La breve aparición de John Turturro.
Lo peor: Su pretenciosidad.
publicado por Francisco Bellón el 19 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.