Pretextos es una película pequeña, intimista, que busca por encima de todo retratar a sus personajes sin juzgarlos, y en el proceso, retratar la realidad que viven muchas personas

★★★☆☆ Buena

Pretextos

Con Pretextos, Silvia Munt debuta en la dirección de largometrajes cinematográficos de ficción, ya que con anterioridad ha dirigido varias películas para televisión y un par de documentales. Siendo así, se plantea la misma duda de cara a la próxima edición de los Premios Goya que ya surgió con Casual Day: ¿podría Pretextos ser candidata al Goya a la Mejor Dirección Novel?

En fin, de momento queda lanzada al aire una cuestión que, sin duda se presenta polémica, y dará mucho que hablar en los meses de Diciembre y Enero. Pretextos es una película que se enmarca claramente en la nueva corriente de híper-realismo que vive el cine español, una corriente que tiene a muchos cineastas catalanes como sus mayores exponentes. Silvia Munt sigue la senda narrativa, estética y visual marcada por films como Barcelona (Un Mapa) o 53 Días de Invierno. Ya desde el primer momento, la cineasta catalana deja a las claras que no se está ante una historia complaciente ni autoindulgente, sino que se está frente a un film que retrata hábilmente el alma de estos personajes de una forma cruda y visceral, pero que no llega a caer en la desesperanza. Pese a no dejar de ser más que correcta, la dirección de Munt se antoja algo fría y distante. El ritmo no es constante y decae en el tramo central del film, en el que la vorágine emocional de la trama se vuelve más oscura y espesa. Es una lástima que no estén más desarrollados los personajes de Francesc Garrido y Mercè Llorens y el guión no haya apostado por explorar en profundidad toda ese ambiente del teatro entre bambalinas. El trabajo de todos los actores es brillante, comenzando por la propia Silvia Munt, aunque en ocasiones Laia Marull parece no dar con el punto de su personaje.

Pretextos es una película pequeña, intimista, que busca por encima de todo retratar a sus personajes sin juzgarlos, y en el proceso, retratar la realidad que viven muchas personas. Pero también es cierto que la búsqueda de Silvia Munt de un realismo visceral resta intensidad al film.

Lo mejor: Los actores, en especial Silvia Munt, Ramón Madaula y Francesc Garrido.
Lo peor: La búsqueda de Silvia Munt de un hiper-realismo por encima de la historia.
publicado por Francisco Bellón el 12 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.