Un encaje de bolillos futbolero difícil de desenredar.

★★☆☆☆ Mediocre

Ella es el partido

Ella es el partido pero luego centro la historia en una joven promesa de la que quiero aprovecharme para sacar a mi equipo adelante, pero después centro nuevamente la historia en mi edad abueluna y que me siento muy viejo al lado de la joven promesa, para luego volver al triángulo amoroso en el que nos damos un par de ostias por la chavala.

Ésa fue mi confusión al terminar de ver esta película. Todavía ando pensando en qué me quiso contar con esta historia y aún más buscando esas similitudes que decía el señor Clooney que había tomado de las comedias de Howard Hawks. Pues como no sea en la estética de la fotografía, no sé qué más parecidos encontrarle.

De hecho, es lo que más me ha gustado de esta película y eso que soy ferviente fan de la señorita Zellweger, pero en este caso no me ha llamado para nada la atención su personaje y no he encontrado ninguna pizca de gracia a la química que se debía haber establecido entre los dos protas.

La historia se presenta muy confusa, mezclandose muchas variantes y llegando a conclusiones que se esperan desde el principio pero que no se saben separar del contexto de las otras. Y si pretendía ser muy cómica, no tiene golpes, ni gags divertidos, ni diálogos interesantes que sacar. Únicamente merece destacar la gran fotografía y la ambientación de esa época que es lo mejor logrado de la película.

Esperemos que el señor Clooney vuelva a la senda de la maravillosa "Buenas noches y buena suerte" y se deje de experimentos futboleros.
Lo mejor: La fotografía y los decorados ambientados en la época de los años 20
Lo peor: Que se podía haber sacado más partido a los interesantes personajes de Zellweger y Clooney
publicado por Natalia Eseverri el 9 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.