Con la estupidez, las drogas y el sexo como baluartes, la película es un compendio de gags de serie Z y diálogos de besugo que, curiosamente, a un servidor le ha hecho reir en más de una ocasión. Y es que hay que saber lo que uno va a ver.

★★★☆☆ Buena

Naturaleza a lo bestia

El próximo 13 de junio llega a nuestras salas Strange Wilderness, traducida aquí como Naturaleza a lo bestia, película dirigida por Fred Wolf, actor y guionista del programa Saturday Night Live que ya guionizara años atrás La sucia historia de Joe Guarro.

Protagonizada por Steve Zahn, Allen Covert, Jonah Hill, Justin Long, Jeff Garlin, Kevin Heffernan, Ashley Scott, Peter Dante, Ernest Borgnine y Jason Patrick entre otros, Naturaleza a lo bestia cuenta la historia de Peter Gaulke, el hijo de un afamado presentador de televisión que hereda el puesto de su difunto padre en un programa sobre naturaleza salvaje. Por desgracia, los índices de audiencia no acompañana, como tampoco lo hace la ineptidud de Peter y sus colaboradores, por lo que la productora des da un ultimátum: o incrementan en dos semanas la audiencia, o serán despedidos. Todo parece perdido para Peter y sus compinches, hasta que un antiguo compañero de su padre les indica el paradero de una de las crituras más míticas del imaginario popular: el Bigfoot.

¿Sabéis esas películas que son tan malas que no puedes evitar mantener la mirada en la pantalla? Pues Naturaleza a lo bestia es un buen ejemplo de ello: concebida como un producto de (muy) rápido consumo en la línea salvaje, desagradable y alocada de la anteriormente citada La sucia historia de Joe Guarro o incluso de Dos colgaos muy fumaos, Naturaleza a lo bestia ofrece una historia idiota e incongruente donde las haya construida a base de una sucesión de gags enlazados entre sí; a eso sumadle una chica boom y un grupo de jóvenes más o menos freaks que se irán cruzando en su camino con otros freaks de igual o peor calaña, y ya tenéis una idea general de lo que os depara la película.

Con la estupidez, las drogas y el sexo como principales baluartes, Naturaleza a lo bestia es un compendio de gags de serie Z y diálogos de besugo que, curiosamente, a un servidor le ha hecho reir en más de una ocasión, cosa que muchas de las últimas comedias (sean cafres, supuestamente inteligentes o románticas) no han conseguido con tanta facilidad, por lo que igual tengo que hacérmelo mirar. Pero lo cierto es que, sin llegar a ese humor puramente underground en la línea de los productos Troma, Naturaleza a lo bestia se acerca en ocasiones más a este tipo de subgénero de títulos sin sentido pero entrañables para algunos, que a Scary movie y similares.

Ciertamente, a la gran mayoría esta película les resultará un peñazo de los grandes, y ya les digo yo ahora que tienen toda la razón, pero un servidor no ha podido evitar reírse de gags tan idiotas como el del pavo, el óxido de nitrógeno (creo), las letras de las canciones de Johan Hill, ciertas narraciones en los videos del programa o el propio Bigfoot, apoteosis de la caspa que predomina a lo largo de todo el metraje.

Es tan tan tan idiota que resulta graciosa sin proponérselo.

Le doy un 5 sobre 10, aunque ya advierto de antemano que no acepto reclamaciones.
publicado por Oscar Martínez el 7 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.