Ellos Robaron la Picha de Hitler no sólo es un film casposo e infumable, sino que representa un insulto para todos aquellos jóvenes cineastas que luchan y se esfuerzan en sacar adelante con la mayor dignidad sus proyectos.

★☆☆☆☆ Pésima

Ellos Robaron la Picha de Hitler

Es una creencia errónea que cualquier película pueda ser considerada cine. Porque el cine es algo más que una narración mejor o peor hilvanada, mejor o peor hecha. Hay quien también opina que hoy en día hacer cine es muy sencillo, cuando precisamente hoy en día es cada vez más complicado hacer algo que se pueda calificar como una obra de arte. Porque el cine es un arte, y ni mucho menos todas las películas pueden ser consideradas arte.

Tras esta breve, y para algunos extensa, introducción que deja bien a las claras las intenciones de quien suscribe estas líneas, metámonos de lleno con Ellos Robaron la Picha de Hitler. Un título que habla por sí mismo de las pretensiones de un film que deja al humor torrentiano como un dechado del humor inteligente y la ironía más fina y sutil. Sí, si sólo con imaginarlo es como para que se le pongan a uno los pelos como escarpias, imagínense cómo será el asistir a semejante espectáculo. Es asombroso que aún a comienzos del siglo XXI perviva un anacronismo cinematográfico como la serie B, y que aún haya aspirantes a cineastas que se consagren en cuerpo y alma a su causa. El film es toda una oda a los títulos más casposos y rancios de la cinematografía española, personificados por el gran gurú de semejante subgénero: Jesús Franco, mentor e ideólogo de Pedro Temboury. Algo innegable si se tiene en cuenta el bagaje de ambos. Habrá quien piense que en estas líneas se ataca con saña el film de un joven realizador que ha sabido llevar adelante su historia de una manera ingeniosa y con muy pocos medios a su alcance. La cuestión es que su película debe ser tratada con el mismo respeto que Temboury demuestra tener por el séptimo arte, y quien quiera sacar conclusiones, que las saque.

Ellos Robaron la Picha de Hitler no sólo es un film casposo e infumable, sino que representa un insulto para todos aquellos jóvenes cineastas que luchan y se esfuerzan en sacar adelante con la mayor dignidad sus proyectos.

Lo mejor: Absolutamente nada.
Lo peor: Absolutamente todo.
publicado por Francisco Bellón el 5 junio, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.