Todo un conglomerado de sensaciones sacuden al espectador tras visionar la nueva película de Olivier Assayas, en una película que revindica nuevamente al cineasta francés como un nombre a tener en cuenta.

★★★★☆ Muy Buena

Boarding gate

Presentada el año pasado en Cannes y, posteriormente, en la sección Seven Chances del Festival de Sitges, Boarding gate es la nueva película del realizador francés Olivier Assayas.

Protagonizada por Asia Argento, Michael Madsen, Carl Loong Ng, Kelly Lin, Joana Preiss, Kim Gordon y Alex Descas, la película cuenta la historia de Sandra, una ex-prostituta italiana que se encuentra atrapada en una relación fogosa pero sin futuro con un financiero londinense en decadencia. Tras deshacerse de él, se ve forzada a escapar a Hong Kong, donde una atractiva pareja le ha ofrecido ayuda. Entre un triángulo amoroso que se crea y los planes ocultos de la pareja, nada saldrá como Sandra esperaba.

Todo un conglomerado de sensaciones sacuden al espectador tras visionar la nueva película de Olivier Assayas: dividida en dos mitades claramente diferenciadas, marcadas por el retrato intimisma y un erotismo desbordante por un lado, y el thiller de ritmo trepidante por otro, Boarding gate revindica nuevamente al cineasta francés como un nombre a tener en cuenta.

Boarding gate es una película de contrastes, en la que el cine negro francés con Jean-Pierre Melville como principal referente se da la mano con el actual cine de acción asiático del primer John Woo o Johnny To, fusionando con brillantez las diferentes características de un mismo género distanciado treinta o cuarenta años en el tiempo; pero dicha búsqueda de contrastes no se limita a este punto, pues podemos hallarla tanto en la propia escenografía, que nos traslada del desasosegante ambiente industrial londinense al bullicio de las calles de Hong Kong, como en el frío tratamiento de una imagen que choca con la pasión que mueve a todos y cada uno de sus personajes.

En este último aspecto destaca un primer tercio de film en el que Michael Madsen y Asia Argento protagonizan un tórrido romance, tremendamente sensual y repleto de diálogos y gestos de una agudeza visual incontestable, que sumergen al espectador tanto en una minuciosa introspección de sus personajes como en una profunda empatía con una Asia Argento que destila erotismo en cada uno de los planos en los que aparece. Tras ello, Olivier Assayas cambia radicalmente de tercio y nos traslada a una trepidante carrera contrareloj en la que persecuciones, drogas y traiciones se convierten en el principal estandarte de Boarding gate, a través del cual el cineasta galo se permite el lujo de retratar (y criticar) la sociedad capitalista actual, en la que la tecnocracia, el poder del dinero, el conglomerado de culturas y, en definitiva, la globalización, se desenmascaran en un frío mundo repleto de sordidez y soledad del que la protagonista debe tratar de huir para no ser devorada por dicho sistema.

Brillante película, repleta de matices y lecturas, que ante todo se descubre como una apasionada historia de amor, leitmotiv de todo su entramado que alcanza todo su esplendor en su brillante secuencia final.
publicado por Oscar Martínez el 4 junio, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.