Una lección magistral de cómo se hacen las películas mezclando todos los mejores ingredientes para ofrecer la quintaesencia de lo que debe ser el cine.

★★★★★ Excelente

Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal

Viendo esta maravilla, después de disfrutar sus esplendorosos 145 minutos, nos preguntamos ¿qué es realmente el cine? Si el cine es entretenimiento, evasión, soñar con escenarios fantásticos, personajes cuyas vidas son electrizantes, que han de luchar contra las mayores adversidades para conseguir sus objetivos -ya sean existenciales, amorosos, personales…- entonces ESTO ES CINE (así con mayúsculas).

No se puede hacer mejor. Uno no tiene por menos que sentir un fervor reverencial ante la maestría de Spielberg no solo a la hora de contar una historia perfectamente vertebrada y articulada con los ejes cartesianos del personaje y la trilogía que le ha precedido (en un guión que enlaza sólidamente las características de toda la saga, tanto las narrativas como las emotivas, sin olvidar las dramáticas o cómicas…) sino también a la hora de manejar el cine de acción, con toda la esencia de lo mejor de la historia del cine, revitalizando de un plumazo todos los clásicos de este género, actualizándolos, optimizándolos y creando auténtica escuela.

Claro, algún enteradillo saldrá que diga "es que no es creíble…". Señores, es que esto no es realismo social, ni cine de denuncia -aunque de rondón, como el que no quiere la cosa, se revisa la década de los 50 en Estados Unidos, con el Macarthismo, la obsesión por el comunismo, la secretísima área 51 -si la de Roswell…-, la Guerra Fría contra la Unión Soviética…- sino entretenimiento, esencia del cine, con todas las maravillosas licencias que se pueden conceder al más famoso arqueólogo de la historia del cine, demostrando en este film que está más vivo que nunca -que quién estuviera así a los 65 años…-. Desentrañar parte del argumento sería un crimen, pero baste decir que estamos a finales de los 50, y que el Dr. Henry Jones Jr. se verá inmerso en la fascinante investigación nada más y nada menos que de la famosa leyenda de "El Dorado", en plena selva amazónica, siendo además presionado por una peligrosísima agente del KGB soviético -interpretada genialmente por la mutante Cate Blanchett-; pero el Dr. Jones no solamente descubrirá fascinantes secretos arqueológicos, sino también de su propia vida, hasta ahora ocultos.

Y hasta aquí puedo leer. Hablar de los aspectos técnicos del film sería, además de estúpido, pretencioso; porque sencillamente todos, absolutamente todos, son PERFECTOS. La fotografía de Janusz Kaminski, con las notas épicas que requiere el personaje y de la banda sonora de John Williams, mejor no hablar, porque me faltarían adjetivos -entre los que estarían "genial", "sublime", "inigualable", "insuperable"… y así un largo etcétera-. Una lección magistral de cómo se hacen las películas mezclando todos los mejores ingredientes para ofrecer la quintaesencia de lo que debe ser el cine, con el regalo añadido de ser cómplices con todos los seguidores de Indiana Jones y regalarle más de una inteligente parodia. Incontestable.

Lo mejor: ¡¡TODO!!
Lo peor: ¡¡NADA!!
publicado por Federico Casado Reina el 23 mayo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.