En definitiva, un entretenida propuesta, que no debe defraudar a nadie, desprovista de ambición y cargada de buenos sentimientos, Fuera de Carta, es la consolidación de Javier Cámara y una muesca más del cine español.

★★★☆☆ Buena

Fuera de Carta

Cada cierto tiempo, según llega algún film español de éxito, a todos los entendidos, periodistas y demás medios les da por preguntarse por la salud del cine patrio, por mirar estadísticas de años anteriores y comparar con el cine foráneo. Unos dicen que goza de gran salud y otros que marcha decrépito cada año que pasa. Económicamente hablando, incluso con las ayudas del estado y otros entes, el cine español recauda porcentajes muy bajos, salvo las típicas películas de género de los últimos años, Alatriste, Los Otros, El Orfanato, El Laberinto del Fauno y REC y las típicas comedias "Made in Spain", Mortadelo y Filemón, Torrentes…la gran mayoría han salido malparadas de sus combates con las taquillas, da igual los apellidos de los directores y actores, el resultado por norma general, es un batacazo y no se puede competir con las producciones americanas y europeas. Y aunque la academia, alardea de algunos buenos resultados en taquilla, muchas de estas producciones no son de una calidad muy alta, y los propios críticos españoles las machacan por doquier (todo lo contrario que en Francia, por cierto). En mi opinión, creo que el cine actual en España, pasa por un periodo de transición, una transición muy optimista, porque se están empezando a crear obras de géneros distintos, llamativos y muy acordes a los tiempos que corren. Y aunque queda mucho por aprender y recorrer, films que nos llegarán como 3 Días, Los Cronocrímenes o la propia REC, son un buen cimiento para que la productoras se apoyen y se animen a creaciones nuevas, con estilo y atractivas al espectador.

Mientras llegan estos nuevos aires, nos siguen llegando las típicas comedias absurdas, dramas sociales o dramas mezclados con sociedad y comedia…lo de siempre por estos lares. Aunque siendo justos, con el film que nos ocupa hoy, Fuera de Carta, pese a ser un producto más que visto en los cines del barrio, es una propuesta divertida, entretenida, sin grandes pretensiones y que te evade por momentos y te saca muchas sonrisas y alguna carcajada. Fuera de Carta, es la enésima historia sobre un gay, que es dueño de un restaurante, expectante por alcanzar la gloria de cualquier chef de prestigio. En su restaurante estar rodeado de personajes variopintos, propios de la comedia castellana.Su vida cambia, de repente, al hacerse cargo de sus hijos, huérfanos de madre, y aparte tendrá en sus líos amorosos otra fuente de problemas.

Todo aderezado con grandes dosis de humor, algunos puntos son algo macarras y copiados de las series actuales de televisión españolas. Los típicos tacos, insultos y lenguage soez, pero que en determinados momentos te hace reír, pasarlo bien, todo mezclado con algo de drama por la situación familiar y amorosa del protagonista. Cada personaje cumple su cometido, aunque hay que destacar sobre todo a Javier Cámara, impresionante su representación del restaurador gay, orgulloso de serlo y feliz con su vida. Cámara, lleva todo el peso del film, con gran aplomo, y se consolidad como uno de los grandes de nuestro cine actual, tanto en comedia como en drama.

Aparece Fernando Tejero, y actúa, de lo que sabe, de deshecho social, con grandes toques de ironía y buen talante, Tejero es un buen actor, que gana mucho en papeles secundarios como los que le dieron la fama. El resto del reparto cumple muy bien su cometido, a destacar los chistes del padre de Maxi, el protagonista (Cámara).

El guión es sumamente predecible, muy edulcorado, buscando la risa y la lágrima fácil. Pero no vamos al cine en busca de una gran historia, sólo que nos hagan sonreír, por ello, poco importa la visión de la homosexualidad que se da, sobre el matrimonio o la aceptación de los hijos o de la sociedad, no hay que buscar TRANSCENDENCIA a un film, que da lo que promete y algo más. Del apartado técnico, casi mejor no hablar, la score es sumamente pobre, parece hecha mientras el director musical desayunaba todos los domingos de resaca. El tema de Amaral, por contra, es muy bonito, y muy apropiado para las escenas en las que aparece.

En definitiva, un entretenida propuesta, que no debe defraudar a nadie, desprovista de ambición y cargada de buenos sentimientos, Fuera de Carta, es la consolidación de Javier Cámara y una muesca más del cine español, en este caso del cine divertido que a veces nos llega, mientras esperamos ideas nuevas y frescas.

Mi Puntuación: 6
Lo mejor: Javier Cámara.
Lo peor: Es más de lo mismo.
publicado por Emilio Martín Luna el 16 mayo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.