No tan Duro de Pelar sigue la línea de la comedia familiar: numerosos altibajos, topicazos a diestro y siniestro y un espíritu muy infantilista, pero que resulta ser medianamente entretenida, lo que justifica llevar a los más pequeños a verla.

★★☆☆☆ Mediocre

No tan duro de pelar

Una de las mayores virtudes del cine es su capacidad para darle la vuelta a las cosas, transformarlas a voluntad y convertirlas en lo que la mente del guionista quiera convertirlas. Un buen ejemplo es el acoso escolar, un drama retratado tal cual en Cobardes, pero que en un film como No tan Duro de Pelar sirve como excusa para hacer una comedia familiar para lucimiento de Owen Wilson.

Un Owen Wilson que por primera vez en bastantes meses no es noticia por su intento de suicidio sino por su faceta interpretativa. No tan Duro de Pelar es, ademas de una película para los más pequeños de la casa, un vehículo para el lucimiento de un actor que cuando quiere, puede ser mortalmente divertido, dicho con todos los respetos. No es desde luego un film que vaya a pasar a la historia ni mucho menos, pero por lo menos es entretenido y ameno, si se tiene la predisposición de ir al cine a pasar un buen rato sin más. El guión es tremendamente previsible, como es lo habitual en el género, ve todas las cosas de un modo muy infantil, y su humor no es más que una mezcolanza de tópicos manidos y gags físicos para mayor gloria de Owen Wilson, que acaba por ser lo mejorcito de la función. Precisamente su tratamiento excesivamente infantil y alegre de un problema muy serio para la juventud actual es el peor defecto de un film que puede resultar ofensivo para todas aquellas familias que han sufrido o están sufriendo el acoso escolar.

No tan Duro de Pelar sigue la línea de la comedia familiar: numerosos altibajos, topicazos a diestro y siniestro y un espíritu muy infantilista, pero que resulta ser medianamente entretenida, lo que justifica llevar a los más pequeños a verla. Por lo menos no duerme a los adultos, como sí lo hacen la mayoría de los films infantiles.

Lo mejor: Owen Wilson.
Lo peor: Su visión tan infantil y despreocupada de un problema tan grave como el acoso escolar.
publicado por Francisco Bellón el 15 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.