Pues eso es “”Prom Night””, un desdibujado Remake de un filme de culto de los 80, donde se cumplen todas las previsiones a rajatabla.

★★☆☆☆ Mediocre

Una noche para morir

Últimamente el género de terror tiene un menú bastante repetitivo, por un lado se nos ataca con Remakes asiáticos recientes. Llamada pérdida, THE EYE, JUON y derivados, siendo estos bastantes insulsos, de todas formas en ocasiones sacan dignas taquillas sirviéndose de presupuestos ajustados.

Por otra parte una recuperación del cine de torturas o supervivencia de los 70 u 80, que repitiendo formulas mil veces vistas en la matanza de Texas o las colinas tienen ojos, sirven para aproximarnos de nuevo al género desprovisto de artificios en su esencia más sucia, con los franceses a la cabeza en FRONTIERES, Alta tensión, Calvario o en estados unidos con WORONG TURN y secuela.

Hablando de secuelas, esto es algo no que puede faltar en la actualidad, por ejemplo casi cada año tenemos religiosamente nueva entrega de SAW. Evidentemente mientras siga dando dinero, pues ya saben.

Después los sorprendentes estrenos en DVD, sorpresitas como abominable o FEAST que vienen sin avisar, siendo en ocasiones productos más interesantes y originales que la mayoría que inundan las salas cinematográficas.

Tampoco me dejo las típicas historias de turistas en apuros en algún lugar exótico. Las ruinas u HOSTEL son éxitos muy recientes.

Por último y no menos importante, es quizas lo menos digerible, el terror para adolescentes. Es decir, fáciles degustaciones para jovencitos chillones donde no se puede abusar de la sangre pues no conviene asustarlos demasiados. En ellos los sustos son a base de la música a todo volumen, los personajes son todos iguales, es decir jóvenes sin cerebro que mueren uno a uno por el psicópata de turno.

Pues eso es PROM NIGHT, un desdibujado Remake de un filme de culto de los 80, donde se cumplen todas las previsiones a rajatabla. Realizado por NELSON McCORMICK, un artesano televisivo que entre otras series a trabajado en NIP/ TUCK o PRISION BREAK.

Con actores de poco bagaje como JESSICA STROUP vista en la serie REAPER o BRITTANY SNOW que hace poco vimos en el musical HAIRSPRAY.
Todas ellas se pasean para ser asesinadas en un filme de poca trascendencia, mil veces visto, con puesta en escena televisiva y aburrida. De nuevo pero un éxito en EEUU lo que nos depara otras fotocopias por el estilo.

Una pena.

Por curiosidad, el desbalazado guión es obra del ralizador de serie b JS. CARDONE, autor de entre otras de vampiros del desierto o muerte en 8 milimetros 2.
Lo mejor: La belleza de las actrices.
Lo peor: Todo.
publicado por Andrés Pons el 14 mayo, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.