Esta película invita, de forma muy divertida, irónica y taquicárdica, a quitarnos los prejuicios de encima y soltarnos la melena.

★★★★☆ Muy Buena

El novio de mi madre

No deja de tener su gracia que escojan a Michelle Pfeiffer para una comedia que habla de lo natural de nuestra existencia y de lo artificial de nuestra sociedad. Sobre todo cuando se remonta a hablar de la edad y la negación de la misma.

Esta película invita, de forma muy divertida, irónica y taquicárdica, a quitarnos los prejuicios de encima y soltarnos la melena. Un romance con una gran diferencia de edad no significa que cada miembro de la pareja responda a clichés. Para acentuar la vitalidad de su mensaje la directora y guionista acierta ambientando la película en el efímero y artificioso mundo de la tele y los culebrones.

Pfeiffer y Rudd hacen una buena pareja en la película, y en realidad éste último hacía tiempo que no le veía tan suelto y convincente. Pfeiffer, a pesar de que intenta evitar los años, es decir, el tema de la película, está realmente adorable y muy bien acompañada de una grandísima Saorise Ronan.

Los constantes gags y bromas acerca de la profesión y la gente del faranduleo se combinan con gran agilidad y hacen que la comedia sea realmente fresca y entretenida. Una relación ingeniosa entre madre e hija y una historia de amor con edad biológica aparentemente descompensada (je) convierten a esta comedia en una película que sobresale del montón, destinada no sólo a mujeres, sino también a hombres vitalistas y sin complejos.

Lo mejor: Por edad y mérito: Saroise Ronan.
Lo peor: Celos facilones.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 6 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.