Cruel, dura, directa, enfermiza, bizarra. ¿Qué más se puede pedir? Un debut de altura en otro título a tener en cuenta del cine de género de nuestros vecinos que recuperan la crueldad de antaño.

★★★★☆ Muy Buena

Frontieres

LUC BESSON es unos de los nombres más comerciales del cine francés, ya sea en su faceta de director con títulos de éxito. Nikita, el quinto elemento o su trabajo en la producción de SUBWAY, KAMIKAZE, o de nuevo coincidiendo con XAVIER GENS en está ocasión en el encargo americano de HITMAN.

Evidentemente se apunta a la nueva moda del horror GALO desde que gente como AJA triunfará con alta tensión que fue seguida con títulos tan apetitosos como el interior, juego de niños, ellos entre otros tantos.

Un grupo de jóvenes actores encabezados por KARINA TESTA, a la que vimos en entre vivir y soñar o el más experimentado AURELIEN WILK que entre otros éxitos, destaca su presencia en ARSENE LUPIN o CHAOS. Los demás son casi debutantes en pantalla grande.

El guión tiene poco que contar, cualquier aficionado al género recuerda la matanza de Texas y sus diversas partes o las colinas tienen ojos. Nada nuevo en una historia tan trillada de un grupo atrapado por la familia caníbal, aunque en está ocasión se nos meta el tema nazi sin que quede demasiado creíble.

El plato fuerte sin embargo es la falta prejuicios del director a la hora de mostrar todo tipo de barbaridades en unos notables efectos especiales, de maquillaje, gran fotografía de atmósfera sucia como requiere los acontecimientos. Un gran ritmo impuesto por el debutante que causa el agobio de principio a fin, que obliga a apartar la mirada en varios momentos.

Cruel, dura, directa, enfermiza, bizarra. ¿Qué más se puede pedir? Un debut de altura en otro título a tener en cuenta del cine de género de nuestros vecinos que recuperan la crueldad de antaño.
Lo mejor: Su atmósfera asfixiante.
Lo peor: Ya te sabes el guión.
publicado por Andrés Pons el 4 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.