Con Un Poco de Chocolate, Aitzol Aramaio ha querido realizar un fallido cuento de hadas moderno, lleno de poesía y lirismo, cuyo principal valor son sus cuatro protagonistas, que sostienen ellos solos un film que adolece de fuerza y convicción.

★★☆☆☆ Mediocre

Un Poco de Chocolate

Es triste ver cómo películas españolas con un cierto potencial comercial son maltratadas por una mala distribución, o por la falta de una distribución profesional, y se pierden entre tanto mega-estreno. Un Poco de Chocolate es un perfecto ejemplo de un film con gancho que acaba pasando desapercibido por la cartelera, a pesar de sus carismáticos protagonistas, de ser la adaptación de una novela ganadora del Premio Nacional de Narrativa y de ser la ópera prima de un premiado cineasta.

Un Poco de Chocolate pretende ser un cuento moderno, que narra el encuentro generacional entre dos hermanos ancianos y una pareja joven. Estamos ante una historia muy literaria, lo cual no es algo en sí mismo malo, pero Aitzol Aramaio plasma secuencias completas que, cinematográficamente, no tienen ni la fuerza ni la entidad necesaria para transmitir emoción alguna. Todo el film tiene una estética muy naïf y muy lírica, a la que contribuye ese ambiente atemporal de la narración. Hay algunas escenas de gran belleza visual que alcanzan casi el grado de poesía visual, pero son algunos detalles, algunos esbozos perdidos en el fallido conjunto. El ritmo de la película tiene profundos altibajos, intercalando todos esas perlas entre una multitud de situaciones absurdas y manidas que dan rienda suelta a un sentimentalismo simplón que sólo busca la lágrima fácil. Mientras que los personajes de Héctor Alterio y Julieta Serrano están bien perfilados y permiten un gran trababajo actoral de estos dos monstruos, los personajes de la pareja joven están completamente desdibujados, perdidos y mal desarrollados, y Daniel Brühl y Bárbara Goenaga se limitan a mantener el tipo en pantalla.

Con Un Poco de Chocolate, Aitzol Aramaio ha querido realizar un fallido cuento de hadas moderno, lleno de poesía y lirismo, cuyo principal valor son sus cuatro protagonistas, que sostienen ellos solos un film que adolece de fuerza y convicción.

Lo mejor: Héctor Alterio.
Lo peor: No logra conectar con el público.
publicado por Francisco Bellón el 3 mayo, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.