Anne Fontaine que por estos días recrea la vida de “”Coco Chanel”” anteriormente dirigió este sensual drama donde una acomodada mujer arrienda el cuerpo de una prostituta con el objeto de que esta seduzca a su esposo infiel.

★★★☆☆ Buena

Perversa por momentos, cargada de obsesiones, sensualidad y deseo es esta cinta de la famosa actriz, guionista y directora que es Anne Fontaine que recientemente estreno la cinta de Coco Chanel. La sensualidad que se otorga al por mayor esta cinta corre por cuenta de sus dos protagonistas. Primeramente por la bella Emmanuelle Béart (Nathalie) y la más madura Fanny Ardant (Catherine). Los acompaña de más bajo perfil Gérard Depardieu pero en realidad la trama esta centrada en la relación de estas dos mujeres.Catherine sospecha que su marido Bernard tiene una aventura, y le molesta más el hecho de la mentira que el que le sea infiel. Se obsesiona con el hecho de saber más detalles de su supuesta relación extramarital inclusive su comportamiento en la cama.  Quiere saberlo todo y se le ocurre la descabellada idea de contratar a una prostituta de nivel llamada Natalie para crear a una chica llamada Marlene(Béart), que deberá seducir a su marido en el café que acostumbra ir y de a poco encontrar las respuestas a sus preguntas. Allí comenzara un perverso juego que nadie sabe como parará. Catherine le pide informes a diario y la chica le va relatando detalles íntimos que no hace que crezca aún mas la incertidumbre de cómo es sus pareja fuera de las paredes del hogar. Periódicamente se reúnen en el cabaret  de Natalie/Marlene la cual comienza a ganar mucho dinero con ello trayendo cada vez sabrosos detalles que mantiene inquieta a esta señora que se desempeña como médico.  Lo que comienza como una obsesión comienza a volver en la peor de las pesadillas para Catherine cuando su marido comience a pensar en dejarla por esta chica creada por ambas. La cinta explora la relación entre una mujer casada y una prostituta con un tono de venganza en la que tendían una trampa al marido en relaciones sexuales dictadas por el poder. Alquilar el cuerpo de otra mujer para poder controlar la vida sexual de su marido fuera de casa es gran tema. Una oscura historia de llena de crisis, deseo y suspenso muy erótico.
La creación de esta tesis por una persona normal como Catherine que negó quedarse encerrada o tomar otro tipo de decisiones mas normal en estos casos de infidelidades cambiando a este riesgoso giro el cual hace que la cinta no se pueda dejar fácilmente esperando un desenlace lleno de incertidumbre. La intriga por la idea de interpretar las fantasías de otra persona y como reaccionaría al deseo y la curiosidad de conocer las reacciones mueve el film a fronteras pocas veces exploradas y que sin duda no sería muy descabelladas para alguien que se diga con poder.  
publicado por David Lizana el 21 julio, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.