El morbo de ver la aniquilación global debido al movimiento de placas terrestres es el atractivo de “2012” del alemán Roland Emmerich que es todo un suceso en las taquillas mundiales. El que sabe lo que va a ver no se defraudará.

★★★☆☆ Buena

2012

Desde el 9/11 el morbo sigue en la histeria colectiva, cuantas veces vimos en CNN o las cadenas de televisión local la caída de las dos emblemáticas Torres. Acá existe una sensación parecida al presenciar esta cinta; caídas de rascacielos, el desmoronamiento de la capilla Sixtina, el cristo de Río de Janeiro o la destrucción de la Casa Blanca resultan demasiado atractivos a la vista para la gente que quiere ver este imperdible espectáculo de ficción  cómodamente sentado en su butaca con palomitas y bebidas para endulzar por si acaso la cinta les dejará un dejo de amargura.  El especialista en destrucción es el alemán Roland Emmerich que de seguro fue seducido por películas de desastres de antaño como “Aventura del Poseidón”, “Terremoto” o “Aeropuerto” que se nota que lo marcaron a fuego. Ahora radicado en Hollywood a podido darse el gusto con traer a violentos aliens en “Día de la independencia”  o los efectos del calentamiento global con “The Day After Tomorrow” donde se derritieron los Polos o cuando Godzilla derrumbo rascacielos al por mayor en New York. Ahora con “2012” va mas allá, aniquila globalmente debido a neutrinos solares y el calentamiento del núcleo terrestre a un punto donde la corteza se ha liberado y las placas continentales empiezan a hacer el fatal movimiento. Precisamente este hecho es el que detona la trama de la cinta. El geólogo Adrian Helmsley (Chiwetel Ejiofor) advierte que en la India un científico tiene un descubriendo  sobre  esta anomalía que amenaza la vida en el planeta,  avisando a  regreso a Washington para advertir el presidente de color Wilson (Danny Glover), y secretario del gabinete Carl Anheuser (Oliver Platt),  que citan al G-8 para tomar medidas. Dos años después alguna decisión se ha tomado pero el espectador desconoce. Como se necesitan varias historias para darle más cercanía, humanidad y  sentido de credibilidad, esta el personaje de Curtis (John Cusack) un padre divorciado y autor de novelas de ciencia ficción que sale a acampar con sus hijos a Yellowstone, que coincidentemente es otro de los puntos neurálgicos de los monitoreos de la tierra y se verán involucrados al descubrir algunos datos que los podrían salvar. Ellos, más un gran número de personajes,  de los cuales no se profundiza demasiado, son parte del tramado que el realizador muestra para sensibilizar de que merecen vivir y representan a la mayoría de la población mundial. Un presidente negro era toda una novedad, pero ya salió Obama. Obviamente la cinta no escatima recursos a la hora de los efectos especiales que entretienen a rabiar entre tantos intentos sensibles baratos que son mera excusa para poner pausas entre tanta destrucción en dos horas y media de cinta.   Todas las características que han hecho un superventas de la destrucción a Emmerich están a la visa;  la destrucción masiva, las conspiraciones gubernamentales, el héroe común, la familia fragmentada y algún grado de esperanza final después de tanta destrucción son patente de la estructura de su cine. La acción y las frecuentes salvadas parecen absurdas por momentos  pero  concebidos como parte de la diversión con secuencias  alucinantes que logran su punto más alto cuando se desmoronan las calles de Santa Mónica, la irrupción de las olas del mar sobre las ciudades o los meteoritos en el bosque.   Lo que Los Mayas predicen en su calendario es el punto de partida de esta aventura que sigue rompiendo las taquillas mundiales gracias a su orquestada campaña  y trailer que dio vuelta durante meses en cines con espectaculares imágenes. La cinta entretiene y deja algunas incertidumbres que poco a poco va contestando al correr los minutos.  Bastante avances ha alcanzado Emmerich con su espectáculos visuales desde inicios de los noventas con “Moon  44”, “Soldado Universal” que protagonizo Jean-Claude Van Damme o “Stargate”. Ha seguido escalando en Hollywood con superproducciones cada vez más costosas y arriesgadas, pero con temáticas transversales a todos los ciudadanos del planeta. El espectador si sabe lo que van a ver a priori, no se defraufdarán del todo.  
publicado por David Lizana el 19 noviembre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.