Elegy es una película de Isabel Coixet que no parece de Isabel Coixet: rodada con la habilidad de Coixet para retratar los conflictos humanos pero sin su toque personal ni su alma.

★★☆☆☆ Mediocre

Elegy

Si algo ha caracterizado siempre a los grandes autores en el cine es que sus películas siempre poseen un rasgo característico, su firma cinematográfica que los diferencia y los hace inconfundibles ante los demás. Sus obras podrán ser mejores o peores, podrán gustar más o menos, pero siempre tienen una marca personal que las hace únicas.

De Isabel Coixet se podría decir lo mismo… hasta ver Elegy. Por más que la cineasta catalana se harte de decir que no haber dirigido el film habría sido de tontos, se nota desde el primer momento que es un encargo y que ni siquiera el guión es suyo. La personalidad de Coixet queda totalmente diluida entre las divagaciones y la pretenciosidad de la historia que cuenta. Una de las primeras escenas ya avisa de la catástrofe, porque ese plano en el que se ve a Ben Kingsley al fondo de una habitación mirando por una ventana mientras la cámara se va acercando lentamente es pura pretenciosidad y lo demás son tonterías. La historia de este profesor cautivado por su bella y joven alumna, lejos de emocionar o conmover, aburre. El guión es anodino y vulgar, los personajes no poseen alma ni evolucionan, y como la trama no tiene desarrollo alguno, al poco rato la cinta se hace insoportablemente tediosa. Sólo la presencia de un extraordinario Ben Kingsley es capaz de darle una cierta entidad al conjunto, al igual que las apariciones de Patricia Clarkson o Dennis Hopper. Penélope Cruz, en ocasiones algo sobreactuada firma una interpretación discreta, pero en líneas generales correcta.

Elegy es una película de Isabel Coixet que no parece de Isabel Coixet: rodada con la habilidad de Coixet para retratar los conflictos humanos pero sin su toque personal ni su alma. Si no fuera por su excelente plantel de actores, estaríamos hablando de uno de los mayores petardazos de la temporada. Esperemos que en su próximo proyecto recupere esa voz que la hacía única dentro del panorama cinematográfico español.

           

     

     

  

Lo mejor: El trabajo de Ben Kingsley.
Lo peor: Su pretenciosidad y la nula evolución de la propuesta.
publicado por Francisco Bellón el 17 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.