Quien esté dispuesto a entrar sin más en el juego que propone Las Ruinas disfrutará con una película bien rodada y muy cuidada, pero quien espere encontrar algo de coherencia en el guión y algo más que sustos pasará un rato verdaderamente escalofrian

★★☆☆☆ Mediocre

Las ruinas

Los productores ya no saben qué inventarse con tal de poder ofrecer un film de terror y presentarlo como medianamente original. Y es que en este género ya está casi todo visto: por la pantalla han desfilado todos los tipos imaginables de psicópatas, por no mencionar a casi todo animal o insecto conocido, e incluso fenómenos metereológicos como la simple niebla.

Por lo menos en ese aspecto Las Ruinas se sale de la norma y ofrece algo nunca visto: unas enredaderas asesinas. Aunque lo cierto es que el título juega algo al despiste, pero también es verdad que el film no ofrece ningún tipo de explicación sobre los elementos fantásticos de la trama. ¿Quizás esperando a una hipotética secuela? O tal vez es que el guión no da lo suficiente de sí como para rellenar las enormes lagunas argumentales de una película que es un puro divertimento sin pretensiones. Eso no excusa algunas secuencias (las “intervenciones quirúrgicas” con un cuchillo de cocina…) que, más que impresionar por su gráfica crudeza, provocan auténticas carcajadas entre el respetable. Técnicamente, la factura del film es impecable, y hay que agradecer el clasicismo de Carter Smith a la hora de rodar (por fin un director que no utiliza la cámara al hombro).

Quien esté dispuesto a entrar sin más en el juego que propone Las Ruinas disfrutará con una película bien rodada y muy cuidada, pero quien espere encontrar algo de coherencia en el guión y algo más que sustos pasará un rato verdaderamente escalofriante.

     

     

           

  

Lo mejor: Su factura y la atmósfera que crea.
Lo peor: Que no aporta nada y el guión tiene grandes lagunas argumentales.
publicado por Francisco Bellón el 17 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.