Poco, además de la presencia de los siempre fantásticos Kevin Spacey y Laurence Fishburne, se puede salvar de una película como 21: Black Jack, un divertimento de lo más insulso y aburrido.

★☆☆☆☆ Pésima

21 Black Jack

¿Qué es lo que tiene Las Vegas para ejercer semejante fascinación en las personas no sólo de Estados Unidos, sino de medio mundo? No hay ninguna ciudad en el mundo que consiga ese efecto, esa mezcla de emoción y espectáculo, y desde luego el cine ha sabido retratar ese extraño magnetismo que posee la llamada Ciudad del Pecado.

Un buen ejemplo es 21: Black Jack, que cuenta la historia real de un grupo de estudiantes que amasaron una pequeña fortuna gracias a un sistema infalible para ganar en el black jack que desarrolló uno de sus profesores. El film de Robert Luketic ofrece una visión sórdida de Las Vegas que choca con otro de los referentes cinematográficos de los últimos años al respecto: la elegancia de la saga Ocean. Es cierto que las comparaciones son odiosas, pero teniendo esta trilogía tan fresca en la memoria, son inevitables. De entrada, a la cinta de Luketic le falta gancho y le sobran minutos. 21: Black Jack incurre en uno de esos errores que se han popularizado tanto en el cine actual: comenzar por el final. Hay que ser un auténtico genio para empezar así y lograr mantener el interés del público, como hizo Quentim Tarantino en Kill Bill: Volumen 2, pero esto ya son palabras mayores. La historia no arranca en ningún momento, y a medida que se va desarrollando la trama, ésta se torna repetitiva, monótona y previsible. El montaje se vuelve caótico y las escenas se suceden de forma atropellada unas veces y otras transcurren con una alarmante lentitud.

Poco, además de la presencia de los siempre fantásticos Kevin Spacey y Laurence Fishburne, se puede salvar de una película como 21: Black Jack, un divertimento de lo más insulso y aburrido. Como viene siendo habitual en Hollywood, vamos.

     

     

           

  

Lo mejor: Kevin Spacey y Laurence Fishburne.
Lo peor: Se hace repetitiva y cansina.
publicado por Francisco Bellón el 14 abril, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.