Entretenido thiller policíaco que, por desgracia, adolece en demasía el eco de anteriores títulos en la filmografía de su equipo ténico como Training day o L.A confidential.

★★★☆☆ Buena

Dueños de la calle

Con David Ayer tras las cámaras, quien se iniciara en la dirección en 2005 con Harsh times, y protagonizada por Keanu Reeves, Hugh Laurie, Chris Evans, Forest Whitaker, Naomie Harris, Terry Crews, Common, Amaury Nolasco y Jay Mohr, el próximo 25 de abril nos llega Dueños de la calle.

La película cuenta la historia de Tom Ludlow, un veterano policía de Los Ángeles que está pasando el peor momento de su vida tras la muerte de su mujer. Cuando unas pruebas le implican en la ejecución de un compañero, Tom se verá forzado a ir contra todo lo que ha conocido en el cuerpo hasta ahora, cuestionándose la lealtad de todos y cada uno de los que le rodean…

El segundo largometraje de David Ayer se revela como un entretenido pasatiempo que entremezcla acción y thriller policíaco a partes iguales, si bien el segundo predomina en el grueso del metraje sobre el primero, a pesar de su sanguinolenta escena de apertura.

Lo cierto es que la corrupción policial y todas sus ramificaciones suele ofrecernos grandes o, como mínimo, entretenidos productos, y Dueños de la calle, a pesar de encontrarse bastante por debajo de títulos emblemáticos dentro del género como Serpico (a la que, de hecho, se hace referencia) o más recientes como Infiltrados o La noche es nuestra -una de las sorpresas de este 2008-, no deja de ser una nueva muestra de ello.

El principal problema de Dueños de la calle probablemente sea, precisamente, que nos recuerda en exceso a otros títulos, tanto a los anteriormente mencionados como a Donnie Brasco o El clan de los irlandeses, si bien los ecos de L.A Confidential y Training day resuenan con especial énfasis tanto en temática como en tratamiento, por lo que nadie se sorprenderá al descubrir que el guión de Dueños de la calle ha sido escrito por James Ellroy, guionista de L.A Confidential, que el propio David Ayer fue el encargado de escribir el guión de Training day, y que éste escribió a su vez el guión de Dark Blue basándose en un relato del primero.

De este modo, nos encontramos con una película repleta de giros argumentales consabidos aunque no por ello menos entretenidos donde nada es lo que parece, en una trama que se vuelve mucho más compleja de lo cabría esperar en primera instancia. Por otro lado, cabe destacar el nutrido elenco de personajes secundarios, algunos de ellos procedentes del mundo de la televisión como Hugh Laurie o Amaury Nolasco, otros nombres ya conocidos por todos como Forrest Whitaker o Chris Evans.

En resumen, una película meramente entretenida.
publicado por Oscar Martínez el 11 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.