Tópico tras tópico construyen una película de acción pura y dura que en ningún momento deja de reírse de sus compañeras de género, cayendo, en repetidas ocasiones, en la caricatura.

★★★☆☆ Buena

Shootem up

Bueno, pues yo suelo empezar contando un poco la trama de la peli y esas cosas que se hacen en esto de las críticas, pero lo cierto es que la película de hoy de guión más bien poquito, para que nos vamos a engañar. Un tipo duro, de gatillo fácil y al que le gusta comer zanahorias, se encuentra en medio de un fregado, con un bebé en brazos y una puta legión de matones tras suyo dispuestos a cargárselos a los dos. Como el hombre, como ya he dicho, es un tipo duro, no dudará en buscar ayuda en una prostituta, gracias a la cual ya tenemos al núcleo familiar completo (a pesar de que valores familiares, lo que se dicen valores familiares, encontrarán poquitos).

El director de este puñetazo de película es Michael Davis (al que servidor no conoce de nada y que al parecer había hecho un par de pelis anteriormente que habían pasado con más pena que gloria), que contó con un trio de lujo para esta nueva incursión en pantalla grande. El prota es Clive Owen, que últimamente se está especializando en papeles de tipo duro (que no vamos a negar que le quedan como anillo al dedo); la chica es Monica Bellucci, que no es que se esté especializando en papeles de tia buena, es que ya nació con ese don que la madre naturaleza tuvo a bien obsequiarle; y por último, pero no menos importante, el malo, que interpreta un Paul Giamatti absolutamente desfasado e ido de la pelota.

Y es que a la hora de la verdad, esta peli no te la puedes tomar nada en serio, pues al fin y al cabo no deja de ser un intento de hacer una película de acción caricaturizando, a la vez, a las dichas pelis de acción, algo que ya se intentó hacer hace algunos años con El último gran héroe, protagonizada por el cabecicubo de Arnold Schwarzenegger (he tenido que buscar en el google como coño se escribía), pero con menos fortuna. Así pues, la película solo nos regala diez segundos de descanso, al principio de la misma, tras los que siguen un festival de adrenalina, violencia, disparos, explosiones, persecuciones, gente atravesando ventanas, heavy metal, sexo ocasional (entre disparos, por supuesto, quizás la escena más conocida de la película), tópicos hasta decir basta y frases ocurrentes de esas que el bueno suelta justo después de cargarse a uno de los malos.  

Pero, debo insistir, no se tomen la película en serio en ningún momento pues, al fin y al cabo, la misma es una soberana memez, tan vacía como ideal para pasar un rato entretenido sin apenas tener tiempo de aburrirte pues, como les decía, el ritmo es tan endiablado que, por momentos, uno ya no sabe quien está disparando a quien, ni maldita falta que hace. Y, gracias a Dios, cuando el rizo se empieza a rizar de forma más exagerada todavía, si cabe, y empiezas a pensar que no podrás aguantar mucho rato más el visionado de tal orgía de disparos y desenfreno sin acabar cayendo en el sopor, la película se despide, acabándose después de poco más de hora y cuarto de duración. Quizás podrían haber metido un cuarto de hora más de metraje y haber conseguido que la historia fuera más coherente, cierto, pero joder, ¿eso a quién le importa?

Resumiendo: Tópico tras tópico construyen una película de acción pura y dura que en ningún momento deja de reírse de sus compañeras de género, cayendo, en repetidas ocasiones, en la caricatura. La peli es un chute de adrenalina y poco más.
Lo mejor: La acción no se hace aburrida.
Lo peor: La acción no se hace aburrida porque la peli no dura más de hora y quarto.
publicado por Jefe Dreyfus el 9 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.