Seraphim Falls, es un western, muy entretenido y logrado en su primera parte y que se vuelve pretencioso en su final, que te deja un sabor de boca amargo. Pese a ello, se merece un visionado tanto por su ritmo como por sus protagonistas.

★★★☆☆ Buena

Enfrentados (Seraphim falls)

El halo de "film fantasma" acompaña a numerosas producciones, en ocasiones, a veces una mala acogida en festivales, otras que no tienen el beneplácito de la crítica o su recorrido comercial es muy breve, otras es su temática o sus rarezas en el metraje y a veces simplemente porque no tienen distribuidora en un mundo tan competetivo y tan ansioso de lo "actual" como el del séptimo arte. Se me vienen a la mente films como Cabalga con el Diablo (1999) de Ang Lee o Equilibrium (2002) de Kurt Wimmer, films que han llegado al nivel de culto por una razón u otra. El caso de la película que nos trata, Seraphim Falls (Enfrentados) es probablemente su falta de distribución así como un género, que aunque renace ligeramente, como el Western y algunos deslices en el guión, la han llevado a llegar a nuestro país con más de dos años de retraso. En Estados Unidos tuvo una acogida tibia, pese a su buen reparto y atractiva historia.

Seraphim Falls, narra la historia de una persecución, por parte de un antiguo oficial del ejercito del sur, Morsman Carver, que busca venganza sobre otro oficial, en este caso confederado, Gideon, al que culpa de la pérdida de su familia. El comienzo es realmente brillante, donde nos muestra la caza a Gideon, por parte de Carver y sus esbirros, a medida que avanza el film, nos va dando rastros de la personalidad de cada uno, decantándonos de un lado o de otro en simpatías por los protagonistas, a medida que conocemos la historia. Es un western ejemplar, en todos los sentidos, muy cercano al thriller en esta primera parte del film. Apoyada en el efectivismo de la dirección de Von Acken y su pareja protagonista interpretada por Liam Neeson y Pierce Brosnan, cuya sola presencia, es ya un incentivo para ver la película. Con una excelente fotografía de John Toll (Leyendas de Pasión y Braveheart) y una buena partitura musical, el film avanza notablemente.

El problema, es cuando el guión gira en busca de un mensaje alegórico, bíblico, religioso, que te queda estupefacto, y te preguntas "¿por qué esto?", buscando mayor transcendencia el film decae notablemente por la incredulidad, para mostrarnos un mensaje sobre los pecados del hombre que sinceramente no era necesario. Me pongo en la piel de director, y podría sostener que buscaban un mensaje diferente, mensaje que no hacia falta explicar con ángeles y arcángeles, y alegorías cristianas, porque es un western sobre una venganza, sobre la injusticia, no hacia falta más explicación. Von Acken busca ser original, y le estalla el producto justo cuando rubricaba un fantástico film de aventuras. Es una justa explicación del por qué la película no tuvo ninguna repercusión en América y su tardanza en llegar a cines europeos.

Sin duda, es una propuesta muy entretenida y de calidad, que se une 3:10 to Yuma (¿Para cuando se estrenará en España?), o El Asesinato de Jesse James, como ejemplos de los westerns modernos de calidad. Con unas magníficas interpretaciones de sus protagonistas, en especial, de Pierce Brosnan, que cuando no hace de glamouroso agente de su majestad, gana mucho como ya nos demostró en Matador, una fotografía brillante y una correcta dirección el film pudo llegar a ser más, de no ser por un guión que hace aguas justo llegar a puerto.

Seraphim Falls, es un western, muy entretenido y logrado en su primera parte y que se vuelve pretencioso en su final, que te deja un sabor de boca amargo. Pese a ello, se merece un visionado tanto por su ritmo como por sus protagonistas.

Mi Puntuación: 5.5
Lo mejor: Los Protagonistas y la fotografía.
Lo peor: El giro final.
publicado por Emilio Martín Luna el 9 abril, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.