Una película que sin la presencia de Al Pacino estaría más cerca de títulos teenager como Cuando llama un extraño o Cherry falls que de un thriller policíaco al uso.

★★☆☆☆ Mediocre

88 Minutos

El próximo 30 de abril llega a nuestras pantallas 88 minutos, película protagonizada por Al Pacino, Alicia Witt, Amy Brenneman, Leelee Sobieski, Benjamin McKenzie, Deborah Kara Unger, William Forsythe, Neal McDonough, Stephen Moyer y Michael Eklund, y dirigida por Jon Avnet, quien este mismo año volverá a estrenar título con Al Pacino, en esta ocasión en su esperada reunión con Robert De Niro en Righteous kill.

La película gira en torno al profesor de universidad y psiquiatra forense del FBI Jack Gramm, quien recibe una amenaza de muerte que le avisa que le quedan 88 minutos de vida. Para salvarse, Jack debe usar todas sus habilidades y entrenamiento para acercarse cada vez más a los posibles sospechosos, entre los que figura un alumno disgustado, una antigua amante a quien abandonó y un asesino en serie que ya se encuentra en el corredor de la muerte.

Rodada en un tiempo real amenizado por diversos flashbacks, 88 minutos es un thriller con conatos de action movie que tiene como único interés la omnipresencia de un Al Pacino que, por otro lado, deja bastante que desear. Y es que la película de Jon Avnet parece tener demasiado presente que su única valía es el oscarizado actor, por lo que trama y cámara giran en torno a su figura incluso con excesiva reiteración. De este modo, 88 minutos se convierte en un monólogo sin fuelle de un Al Pacino que paga demasiado caro tanto el anodino elenco de secundarios que le rodea, como sus casi sesenta y ocho años de edad en las muchas secuencias en las que le vemos corriendo por el escenario como alma que persigue el diablo.

Como decía, la película de Jon Avnet carece tanto de impronta como de fuerza narrativa a pesar de transcurrir en tiempo real, característica de la que títulos como A contrareloj, la serie 24 o incluso Speed han sabido sacar rentabilidad. En cambio, la previsibilidad de 88 minutos no hace sino ralentizar su ritmo narrativo, del mismo modo que su constante giro de los acontecimientos resulta en demasía forzado y, en más de una ocasión, carente de verosimilitud, en una película que sin la presencia de Al Pacino estaría más cerca de títulos teenager como Cuando llama un extraño o Cherry falls que de un thriller policíaco al uso.

Por tanto, no podemos considerar a 88 minutos más que como un título menor, filmado sin pulso ni tensión, y que tan sólo merece verse por los seguidores más incondicionales de Al Pacino o por aquellos que quieran ir al cine para enajenarse una hora y media sin necesidad de pensar en nada, mucho menos en la trama de la película.

Un film fallido que, en otras manos, hubiera podido dar bastante más de sí.
publicado por Oscar Martínez el 8 abril, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.