El Contrato es una película muy poco recomendable que pareciera haber sido hecho por dos directores. Tiene una introducción que trama y un desarrollo y deselance fatal.

★★☆☆☆ Mediocre

The contract

El contrato es una obra del australiano Bruce Beresford recordadísimo por dirigir “Paseando a Miss Daisy”, estelarizada también por Morgan Freeman. La trama de esta nueva película, gira en torno a un asesino a sueldo y un hombre bonachón que cruzan sus vidas por una circunstancia inesperada. El bueno de la película es John Cusack quien por vez primera actúa al lado de Freeman y quién también goza de un buen prestigio como actor.

No es la primera vez que el grandioso Morgan Freeman se enfrenta a la crítica que pone en duda su reputación como actor al participar en proyectos como éste, titulado El Contrato del año 2006. Muchas han sido las películas que lo han glorificando: “El Reportero de la Calle 42” de 1987, la fabulosa “Paseando a Miss Daisy” de 1989, “Sueños de Libertad” de 1994, “Seven” de 1995, “Million Dollar Baby” de 2004 e incluso las de “Todo Podereso” de los años 2003 y 2007. Pero también son ya varias las que han causado desazón como : “Dame 10 Razones” con la española Paz Vega, “Ciudad Sin Ley” de 2005, “El Cazador de Sueños” de 2003 o “El Coleccionista de Amantes” de 1997.

La película tiene a mi modo de ver un muy buen inicio, es tramador, muy digno de las cintas con el mejor de los suspensos y usando como trasfondo o punto de partida la ciudad de Nueva York. Durante esos primero minutos, así continúa haciéndolo el filme y para grata sorpresa, después de una escena donde nos enseñan cuáles son los terribles límites de estos asesinos a sueldo, la historia toma un giro inesperado. Como todo en la vida, nada es perfecto y algo le sale mal a Carden (Freeman), lo que lo conduce a ser capturado por la policia y a buscar la manera de escapar para proseguir el plan de su último contrato. Entre tanto, como historia paralela nos cuentan quién es Ray Keene (Cusack), hasta que la trama los une de manera un tanto amañada pero a través de unas escenas intensas, creíbles y con la acción necesaria.

Pero toda esta emoción dura tan solo hasta el minuto 27. A partir de ahí, los diálogos, la dirección, las escenas, el argumento, el ritmo parecen haber sido realizados por otra persona totalmente distinta a la que realizó la introducción. Desde ahí comienza una cantidad descarada de aspectos irreales: podemos comenzar con el hecho de que el bueno tras encontrarse con el malo en una situación un tanto absurda, tomá la decisión o el camino más complejo a sabiendas (porque imposible no ser consciente y más teniendo al hijo al lado) en lo que se estaba metiendo, el escape en una peña que me hicieron recordar a la “tecnología” usada en el “Chavo del Ocho” cuando en alguna escena querían mostrar rocas o piedras de gran tamaño. Y a todo esto se le une los diálogos flojos, combinado con peleas tremendamente insulsas.

El Contrato es casi una compilación de todos los estereotipos vistos antes en las cintas detectivescas; el asesino a sueldo torpe, el traicionero, el polícia gordo que solo come y trabaja poco ó la aparición de una figura femenina de la nada para unirla al personaje central. Aunque los mayores causantes de que Freeman no salga bien librado en este film, son los diálogos y su flojo argumento, tampoco es que él haya hecho mucho por sacar lo mejor de sí al igual que Cusack y la mayoría del reparto.

Lo mejor: Los primeros 27 minutos.
Lo peor: Su flojo argumento, los diálogos.
publicado por Sandra Ríos el 7 abril, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.